membrana

(redireccionado de membranas)
También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para membrana

tela

Sinónimos

lámina

Ejemplos ?
El citoplasma carece de orgánulos delimitados por membranas y de las formaciones protoplasmáticas propias de las células eucariotas.
Las meninges son las membranas de tejido conectivo que cubren todo el sistema nervioso central. Además de las estructuras óseas que lo protegen, el sistema nervioso central está rodeado por unas membranas denominadas meninges.
Se caracteriza por la aparición de falsas membranas (pseudomembranas) firmemente adheridas, de exudado fibrinoso, que se forman principalmente en las superficies mucosas de las vías respiratorias y digestivas superiores.
La morfología aparentemente simple, las estructuras escasamente diferenciadas, los sistemas metabólicos y enzimas aún activos a temperaturas muy bajas, y la reducción de los ciclos de vida mostrado por dichos hongos los hacen especialmente adecuados para entornos hostiles, como los valles secos donde se encuentra la base McMurdo. En particular, sus sus membranas celulares externas o «paredes» y la fuerte melanización los hacen resistentes a la luz UV.
Comparadas con las membranas celulares orgánicas producidas por otros grupos, requieren menos energía (aproximadamente el 8 %) para su síntesis, lo que constituye un ahorro para la célula, y posiblemente explique las tasas de crecimiento más altas en las diatomeas.
Algunas propuestas son: Inflación caótica. Cosmología de branas, incluyendo el modelo ekpirótico, en el cual el Big Bang es el resultado de una colisión entre membranas.
Llegarán tiempos de escasez para el papiro egipcio, las membranas serán caras, faltará superficie duradera en que escribir; y sobre las mismas páginas que contengan las lecciones de vuestra sabiduría, vuestros ideales, vuestros sueños, vendrán otros hombres a escribir otra ciencia y otros errores, otros sueños, otras supersticiones, otras esperanzas, otros lamentos.
243 Espuma de canes que el agua resçelan, membranas de líbica sierpe çerasta, çeniza de fénix, aquella que basta huesos de alas de dragos que buelan, de otras vipéreas sierpes que velan dando custodia a las piedras preçiosas, e otros diversos millares de cosas que el nombre non saben aun los que las zelan.
En toda esta exposición, han acudido a la hipótesis de la arcilla grande y fermentada, que era apta para sacar de ella todo lo que es preciso en la formación del hombre: las membranas que protegen el feto.
¡Qué olor! Ha saturado mis membranas, se ha infiltrado en mi carne, en mis vísceras... Me ha envenenado después de haberme emborrachado afrentosamente.
Y aquellas que su casa campo vieron volver, sus telas hierba, a la deidad de Baco inobedientes, --ya no historias contando diferentes, en forma sí afrentosa transformadas--, segunda forman niebla, ser vistas aun temiendo en la tiniebla, aves sin pluma aladas: aquellas tres oficïosas, digo, atrevidas Hermanas, que el tremendo castigo de desnudas les dio pardas membranas alas tan mal dispuestas que escarnio son aun de las más funestas...
Juzgó, pues, que este órgano, el corazón, era el que buscaba. Quiso rasgar la envoltura del corazón y abrir sus membranas. Lo consiguió, no sin trabajo y esfuerzo, después de haber puesto en el intento su mayor diligencia.