mendicidad


También se encuentra en: Diccionario.
Graphic Thesaurus  🔍
Display ON
Animation ON
Legend
Synonym
Antonym
Related
  • nombre

Sinónimos para mendicidad

pordiosería

Sinónimos

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2022 Larousse Editorial, S.L.
Ejemplos ?
El juez les preguntó: ¿Por qué no me habéis hablado de él antes? Y los niños respondieron: Creímos que hubiera sido una falta obrar así, porque es muy pobre, y está reducido a la mendicidad.
La gloria de la mendicidad ilumina la pálida frente del héroe intachable de la tragedia de Eurípides y sitúa en el rango de las nobles mujeres del pasado a la juvenil esposa de una de las más exquisitas odas de Horacio.
Esta horrible babel de desvergonzada conducta agresiva y mutuo desprecio, este pasmoso clamor de vanaglorias en conflicto, llamamientos, y abjuraciones, este asombroso sistema de descarada mendicidad, ¡qué era todo ello sino la necesidad de una sociedad en la cual había que luchar por la oportunidad para servir al mundo conforme a tus dones, en vez de estar asegurado para cada hombre como primer objetivo de la organización social!
Contra los laboriosos recuentos de los apologistas del capitalismo, podemos aducir, como la superior y más convincente evidencia de la tendencia económica del pueblo americano durante la última parte del siglo diecinueve, signos de los tiempos tales como el crecimiento de la mendicidad y de los vagabundos hasta proporciones del Viejo Mundo, las enconadas sublevaciones de los asalariados, que mantenían una constante guerra industrial, y finalmente, la situación de bancarrota en la que la población campesina se estaba hundiendo." "Con eso basta, en cuanto a este punto," dijo el maestro.
Estos antepasados nuestros habían inventado barcos de vapor que eran milagros, pero su ocupación principal era transportar pobres, de países donde habían sido reducidos a la mendicidad a pesar de la maquinaria que ahorraba trabajo, a nuevos países donde, tras un corto espacio, serían inevitablemente reducidos a la mendicidad otra vez.
Dirás: «No pensé que esto sucediera, ni creí que esto pudiera venirme.» ¿Pues por qué no lo pensaste? ¿Qué riquezas hay a quien no vayan siguiendo la pobreza, la hambre y la mendicidad?
Los mendigos profesionales y los que vivan de la mendicidad ajena o exploten a menores de edad, a enfermos mentales o a lisiados.
A los rufianes y proxenetas, a los mendigos profesionales y a los que viven de la mendicidad ajena, explotan menores de edad, enfermos mentales o lisiados, se les aplicarán, para que las cumplan todas sucesivamente, las medidas siguientes: a) Internado en un Establecimiento de trabajo o Colonia agrícola.
Porque por la misma discriminación por la cual el padre obtenía beneficio, el hijo, por quien él daría su vida, siendo quizá más débil que otros, podía se reducido a la mendicidad y al rechazo.
58: La conmiseración con los hijos del culpable que se reducen a la mendicidad, no debe endulzar esta severidad, pues que por las leyes divinas y humanas los hijos son castigados por las faltas de sus padres.
Todavía menos tenía ningún derecho a prohibir la mendicidad o castigar la violencia, viendo que el sistema económico que mantenía y defendía actuaba necesariamente para fabricar mendigos y provocar la violencia.
Y fue en vano que los cornetines rugiesen más alto la canallesca matchicha; que chillaran las muchachuelas perseguidas por audaces manos, y los cantores del Amor y la Muerte fuesen con el sombrero en la mano implorando una limosna, cayendo de golpe de las melancolías de la romanza a la miserable mendicidad.