mendigar

(redireccionado de mendigando)
También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para mendigar

pordiosear

Sinónimos

Ejemplos ?
35 Y aconteció que acercándose él á Jericó, un ciego estaba sentado junto al camino mendigando; 36 El cual como oyó la gente que pasaba, preguntó qué era aquello.
Este, por instinto legitimista y aristócrata, anda en tiempo de efervescencia popular arengando a las masas y mendigando los abrazos de una chaqueta.
Las institutrices y damas de compañía que a veces tienen que ir con las muchachas o con los niños, en los bailes infantiles, y a quienes no se decide nadie a dar la mano, aunque ellas hacen sus conatos de adelantarla tímidamente; las parientas pobres, insignificantes, embutidas en un traje mil veces remendado y que fue desecho de su rica parienta; las feas de solemnidad, a las cuales nadie lleva el buffet ni da un rato de palique: las cursis francamente cursis, que parece que tienen la peste y van mendigando un saludo y una palabra..., y, sobre todo, los músicos.
Otros detalles de su vida hasta 1966 son confusos, aunque se cree que viajó deambulando por los Estados Unidos mendigando y prostituyéndose.
Alguna vez que otra deja caer una pincelada de hondo contenido social:: Los omnes soberbiosos que roban los mezquinos / que les tuellen los panes e les beben los vinos / andarán mendigando corvos, como onzinos; / cuntirán eso misme a los malos merinos (Los signos del juicio final) El ámbito de creación de su obra es culto, aunque se reviste de una apariencia popular y utiliza elementos tradicionales; la estrofa que emplea para la versificación es la cuaderna vía o tetrástrofo monorrimo: cuatro versos alejandrinos o de catorce sílabas separados cada uno en dos mitades de siete sílabas por una cesura que coincide con final de palabra y grupo fónico, impidiendo toda sinalefa, y con una única rima consonante en todos sus versos.
C., mucho antes del nacimiento del budismo y el jainismo, existían en la India un elevado número de monjes que caminaban de un lado a otro, mendigando su sustento diario y peregrinando a los santuarios famosos.
Aparecen los aedos que, acompañados de una lira, vagaban de pueblo en pueblo mendigando y guardando memoria oral de la historia de Grecia y sus leyendas.
María: era de Colonia salió de colonia 10 días antes de pentecostés para unirse a la cruzada. Era una niña huérfana de 12 años que toda su vida había vivido por fuera de la murallas mendigando.
Phileas pasa la noche mendigando junto a otro pordiosero, el cual le dice que la mejor arma es el olor, luego detiene a un hombre, le quita el dinero y lo echa.
El príncipe les preguntó que por qué pedían limosna si podían vivir sin penurias colaborando en cualquier iglesia, y éstos le respondieron que mendigando podrían saber si iban a entrar o no en el reino de los cielos, a lo que Vlad sin más miramientos, les mandó empalar y les dijo que así sus dudas quedarían resueltas de inmediato.
Los representa en tabernas (Jugadores de cartas y mujer fumando una pipa, Amsterdam, Rijksmuseum), mendigando, o siendo sometidos a rudimentarias operaciones por curanderos (Operación de pie, Amsterdam, Rijksmuseum), tema que ya fue tratado por El Bosco.
Buscando abatir el aburrimiento de distintas maneras, el narrador investigó, en parte estimulado por Marriott, acerca de John Gawsworth, cuyo verdadero nombre fue Terence Ian Fytton Armstrong, escritor casi olvidado que pese a haber viajado mucho y tenido un prometedor inicio en la alta sociedad y en el mundo intelectual, acabó sus días mendigando y sumido en el alcoholismo.