mendigar


También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para mendigar

pordiosear

Sinónimos

Ejemplos ?
Los que tenían familia en otras poblaciones pensaban buscar su protección; los que no, decidían, las jóvenes madres trabajar para sus hijos, las muchachas servir en casas acomodadas, los niños aprender cualquier oficio fácil, las viejas mendigar.
aquellos mismo, ellos se callaron, entregando al tiempo, a la justicia, a la historia el fallo solemne; y esos tales no tienen hogar, ni amigos, ni honores, porque después de haber dado su fortuna, su sangre y su inteligencia por la patria, se quedaron a mendigar aquello mismo que los bribones derrochan en trenes esplendorosos y en insolentes festines.
Otro mozo más fuerte cargaba con la leña, el amo le reñía menos y le pagaba algo. Harto Ángel de mendigar, se hizo arenero yendo a todas partes acompañado de Anita, la que cogía frecuentemente en brazos.
8. Los vecinos y los que solían verle antes, pues era mendigo, decían: «¿No es éste el que se sentaba para mendigar?» 9. Unos decían: «Es él».
no ha de mendigar de sus súbditos los medios de sostenerse: éstos deben depender de ella sin que ella dependa de nadie, y si la conservación del estado ha de vincularse a los voluntarios préstamos de comerciantes poderosos, lloraremos las resultas de un gobierno débil, pues no puede haber energía con acreedores de que se necesita.
Allí vivía Un varón literato, que leía Las obras de Simónides, de suerte Que al conversar los náufragos, advierte Que Simónides habla, y en su estilo Le conoce; le presta todo asilo De vestidos, criados y dineros; Pero a sus compañeros Les quedó solamente por sufragio Mendigar con la tabla del naufragio.
Una mañana, cuando el Buddha estaba cerca de Shravasti, en el bosque de Jeta, en el estado de Anathapindika, Él y Su congregación de mil doscientos cincuenta monjes fueron a la ciudad para mendigar el desayuno; cuando regresaron y terminaron de comer guardaron las túnicas y los cuencos y se lavaron los pies.
Incluso en las alturas de su virtud y hasta en la frialdad del espíritu los sigue ese bicho con su insatisfacción. ¡Y con qué gentiles modales sabe mendigar la perra Sensualidad un pedazo de espíritu cuando se le deniega un pedazo de carne!
¿Vacilaréis siempre entre las contradicciones más absurdas, queriendo sostener por una parte que la cultura nacional nada necesita mendigar de los extranjeros, probándolo con sofismas y comparaciones injustas, y sacando consecuencias nacidas de la más crasa ignorancia o de la más frenética parcialidad; cuando por otra parte no hay apenas libro inútil, dañoso o ridículo en las otras lenguas que no traduzcáis a la vuestra, dejando en su original las obras útiles, que no os atrevéis a tocar, porque habéis reducido todas las ciencias a una superficie engañosa, sin profundidad ni solidez?
Mientras siga el editor versos y libros pidiendo, irá libros escribiendo, que lo tengo por mejor que pedir al poderoso, mendigar del ignorante, y rogar al arrogante, que soy yo muy orgulloso, Buscar un crítico enfático que alabe mi obra, no quiero, que tan bien como el primero puedo ser yo catedrático.
Una voz se levantó entonces en favor de México, voz poderosa y largo tiempo esperada; pero que se había tenido la dignidad de no querer mendigar.
Debes estar desnudo cuando siembres, desnudo cuando labres, desnudo cuando coseches, si quieres Ilevar a cabo los trabajos de Demeter en el momento propicio, si quieres que cada cosa crezca en su estación, y si no quieres, careciendo de todo, ir a mendigar en moradas extrañas, sin recibir nada.