menguante

(redireccionado de menguantes)
También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para menguante

estiaje

Sinónimos

bajamar

Sinónimos

Ejemplos ?
La cabeza de la Virgen está coronada por doce estrellas que brotan de una diadema de plata repujada y cincelada, que para la cosmovisión andina representa la preeminencia femenina durante los doce meses del año, relacionándola con la agricultura, los tiempos de siembra y cosecha regidos por la luna (menguantes y crecientes) y el sol (solsticios y equinoccios).
Paul Winkler, "Interim Government", in The Washington Post, March 22, 1945; ProQuest Historical Newspapers, The Washington Post (1877-1989), p.6 Como consecuencia, el gabinete de Groza se enemistó permanentemente de los Estados Unidos y Gran Bretaña, que apoyaron nominalmente a las menguantes fuerzas monárquicas agrupadas alrededor del rey Miguel.
Su importancia creció especialmente durante los días menguantes del último período de los faraones, cuando se convirtió en el principal puerto de Egipto en tráfico internacional y recaudación de impuestos.
En la primavera antártica, fundamentalmente en octubre y noviembre, se han registrado cantidades de ozono notablemente reducidas y menguantes desde 1975.
Tras la noticia del abandono del puesto en Niagara diezmado por el escorbuto y de los renovados ataques de los iroqueses, el 27 de agosto de 1688 quemó la fortaleza y condujo a sus hombres a Michillimackinac en busca de suministros y, posiblemente, de entretenimiento para sus hombres. De Lahontan pensaba que sin suministros desde Niagara sus menguantes almacenes no serían suficientes para durar el invierno.
A través del sacrificio mártir de Gwanchang, que se lanzó con sus tropas contra el nucleo de Gyebaek, las fuerzas de Silla renovaron su moral y Kim Yu-shin lanzó un ataque completo sobre las menguantes fuerzas de Baekje.
Usando tres piedras, lanzas "Thundaga" seis rayos por oponente, casi inesquivables, pero con un frenaso exagerado se logra evitarlo. Minimize Stones (Piedras Menguantes).
En 1998, el personal de herpetofauna del Taronga Zoo de Sídney puso en marcha un programa de reproducción en cautiverio patrocinado por ASX Frog Focus. El objetivo del programa era contribuir a la conservación de las menguantes poblaciones de L.
La fuga del maestro Tartini (Alianza, 2013) El juego del mono (Alianza, 2011) El segundo círculo (Algaida, 2007) Cuadernos del hábito oscuro (Candaya, Barcelona, 2007) Santo diablo (Kailas, Madrid, 2004; Puzzle, Barcelona, 2005) Calles para un pez luna (Visor, Madrid, 2002) Las botas de siete leguas y otras maneras de morir (Suma de Letras, Madrid, 2002) Ella cena de día (Dauro, Granada, 2000) Los cuartos menguantes (Ayuntamiento de Granada, 1997) El vigilante (El reloj y el viento, 1991) del autor.
Se crio y estudió en Granada, ciudad donde publicó sus primeros poemarios: El vigilante, Los cuartos menguantes y Ella cena de día.
La deforestación llevó a la erosión del suelo y a la insuficiencia de recursos para construir barcos para la pesca o herramientas para la caza. La competencia por los recursos menguantes desembocó en guerras y en multitud de bajas.
Las poblaciones menguantes de Turpial ojiclaro (Euphagus carolinus) tienden a tener mayor concentración de mercurio en sangre y plumas que otras poblaciones de la misma especie que no disminuyen su tamaño poblacional.