Ejemplos ?
Yo afirmo que lo bueno en el malo es peor, porque ordinariamente es achaque y no virtud, y lo malo en él es verdad, y lo bueno mentira.
No era posible tanta pedantería, dizque intelectual, de los endiosados espulgadores de la historia. Todos los héroes eran solo mentira.
Cuando los vecinos del barrio pasaban por delante de la tienda del judío y veían por casualidad a Sara tras las celosías de su ajimez morisco y a Daniel acurrucado junto a su yunque, exclamaban en alta voz, admirados de las perfecciones de la hebrea: — ¡Parece mentira que tan ruin tronco haya dado tan hermoso vástago!
Si bien que con montaje de cuestiones falaces enlace ilegítimamente una mentira a unos principios verdaderos, no podré distinguir las cosas a desear de las coas a huir.
Recién veíamos en ese video, una reproducción de artículos periodísticos de dos tipos: el primero, donde se trató de involucrar a la Argentina en una zona gris donde Estados Unidos nos condenaba, y esto mereció una aclaración de las propias autoridades de Estados Unidos, en el sentido de lo que había avanzado Argentina, o sea, desmintiendo esos artículos periodísticos, el fantástico avance que la Argentina había hecho en materia de la lucha contra la trata de personas. O sea, la primera fue una mentira, inclusive, desmistificada, hecha la desmentida por las propias autoridades estadounidenses.
Yo callé compadecido de aquel pobre exclaustrado que prefería la Historia a la Leyenda, y se mostraba curioso de un relato menos interesante, menos ejemplar y menos bello que mi invención. ¡Oh, alada y riente mentira, cuándo será que los hombres se convenzan de la necesidad de tu triunfo!
El mundo volvía a ser hermoso, pues al caballo del Emperador le habían puesto herraduras de oro porque el escarabajo debía montar en él. ¡Parecía mentira que tal honor hubiese estado reservado para él!
Alguno dijo de pronto: —...y de repente uno se da cuenta... Mucho es mentira. Y nosotros que contemplábamos el mundo en transparencias sin manchas, en su claridad sin término, ahora lo vemos tal cual en realidad es...
Que no haya desgracia, ni infortunio. Que la mentira no entre detrás de ellos, delante de ellos. Que no caigan, que no se hieran, que no se desgarren, que no se quemen.
Nadie le dio motivos para ser lo que ahora era. Parece mentira que a uno llegue a preocuparle el comportamiento de los demás sin ser psicólogo.
Las caricias en los palacios hacen traiciones y traidores; y cuando son menos malas, son prólogos de la disimulación. Tan desnuda anduviera la mentira como la verdad, si la lisonja no la vistiera de todos colores.
Sirva todo, no sólo a dirigir la índole tierna de tu hijo al bien, que en desunión eterna está con la ambición y la mentira, sino a purificar en algún modo el aire infecto que doquier respira.