mijo


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con mijo: amaranto
  • sustantivo

Sinónimos para mijo

millo

Sinónimos

maíz

Sinónimos

Ejemplos ?
En la provincia San Juan el río principal es el Yaque del Sur que incluye al río San Juan y sus grandes afluentes: Mijo, Los Baos, Jínova, Yábano, Loro, Doña María, Maguana y Dajay.
Situado por entero fuera de la zona desértica, sus recursos eran numerosos: en el norte se cultivaba el cacahuete, el mijo y el algodón y la cría de animales domésticos era importante; en las húmedas sabanas y selvas del sur se obtenía aceite de palma, cacao y maderas; a esto había que añadirle importantes recursos minerales.
El sorgo se conoce con varios nombres: mijo grande y maíz de Guinea en África occidental, kafir en África austral, duro en el Sudán, mtama en África oriental, iowar en la India y kaoliang en China (Purseglove, 1972).
La tasa de desempleo fue del 4%. Los principales productos agrícolas son el maíz, mijo, sorgo y trigo. También se cultiva algodón, cacahuetes, soja y sésamo.
Es atravesada por numerosos ríos, entre los que destacan el río San Juan, el río Yaque del Sur, el río Sabaneta, el Macasías y el Mijo.
Durante 2002, se produjeron 620.000 toneladas de algodón, pero los precios de este cultivo disminuyeron significativamente desde el 2003. Además de algodón, se produce arroz, mijo, maíz, verduras, tabaco y cosechas de árbol.
Los sumerios mantenían una producción de cebada, garbanzo, lentejas, mijo, trigo, nabo, dátiles, cebolla, ajo, lechuga, puerro y mostaza.
9 Y tú toma para ti trigo, y cebada, y habas, y lentejas, y mijo, y avena, y ponlo en una vasija, y hazte pan de ello el número de los días que durmieres sobre tu lado: trescientos y noventa días comerás de él.
Enseguida salieron otros seres semejantes de detrás de cada piedra, de cada matorral. Había miles, tantos como granos de mijo en un granero, y todos corrían y se movían de un lado a otro con vivacidad.
Yo no la vide bien; pero sí le oí que me dijo: -No tenga pensión, mijo: desde aquí de mi cama lo'stoy acompañando: fue que quedé algo enferma.
Y a ti también, alfalfa, los llovidos sulcos te acogerán bien en su seno, y al mijo en cada un año a sus debidos cuidados sazón viene y tiempo bueno, cuando ya el blanco Toro con lucidos cuernos del año nuevo, y del sereno aire la puerta abriendo, se pusiere el Can contraria estrella, y le cediere.
Me embriagaba el extraño perfume picante de la cuadra, que me sacaba lágrimas de los ojos y me hacía soñar, como el mijo a los espectadores del teatro persa.