mugido


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para mugido

bramido

Sinónimos

Ejemplos ?
El dulce acento de tus hijas hermosas; la armonía del suave concento de la mar y del viento que el eco de tus bosques repetía; De la fuente el ruido; del hilo de agua el plácido murmullo, más amable mi oído que en su cuna mecido es grato al niño el maternal arrullo; Y el mugido horroroso del huracán, cuando, a los pies postrado del Ande poderoso, se detiene sañoso y a la mar de Colón revuelve airado.
Unas veces emitían articulaciones como para entenderse con dioses, otras un sonido con la fuerza de un toro de potente mugido, bravo e indómito, otras de un león de salvaje furia, otras igual que los cachorros, maravilla oírlo, y otras silbaba y le hacían eco las altas montañas.
XIII Dos llamas fosfóricas brillan en la oscuridad. La flecha del príncipe parte. A su áspero silbar responde un mugido ahogado y profundo. El tigre salta.
Tenía la ciega ese instinto maravilloso que parece desarrollarse en los demás sentidos cuando falta el de la vista: sin lazarillo, derecha, y casi sin palpar con las manos, iba y venía por toda la casa, huerta y tierras; distinguía a los terneros y bueyes por el mugido, y a las personas cree que por el olor.
El pugna por desatar con ambas manos aquellos nudos, chorreando sangre y negro veneno las vendas de su frente, y eleva a los astros al mismo tiempo horrendos clamores, semejantes al mugido del toro cuando, herido, huye del ara y sacude del cuello la segur asestada con golpe no certero.
Me asustaron de tal modo sus palabras, y sobre todo la última exclamación, que parecía una especie de mugido desconocido, que no pude contestar nada.
¿Qué le falta, Para ser manifiesta, a tu locura? Vosotras, de sus penas compañeras, Alejaos de aquí; no os aterre El horrendo mugido de los truenos.
Rugió el león crespando la melena, Lanzó el tigre su ardiente resoplido, Bufó en el bosque la traidora hiena, El toro levantó ronco mugido.
Y de aquella ola enorme y de aquella tempestad surgió un toro, un monstruo salvaje, cuyo mugido llenaba la tierra y resonaba horriblemente.
Le oíamos rodar embravecido Las desiguales piedras azotando, Y en los huecos colgar ronco mugido, Y el seco musgo arrebatar pasando.
Cantaba la vieja: con sordo mugido Los vientos llevaron su triste canción: Del rayo en un punto el árbol herido, Con ella caía: Su grito de muerte se oyó, y todavía Vagó por sus labios postrer maldición.
Cuando empezó su etapa escolar, Chantelle descubrió lo que era el acoso escolar. Según las propias palabras de la modelo, en el colegio la llamaban vaca e imitaban el mugido de esta.