musculoso


También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para musculoso

Ejemplos ?
POPOCATEPETL en ese atardecer, sintiendo el viento del norte soplar tibiamente y envolver su musculoso cuerpo de leñador y campesino, había perdido la tranquilidad que disfrutaba en su casta vida, adoradora de todo lo bello.
Así que se infló y se infló tanto, tanto, que cuando se vio como un musculoso atleta, se sintió superior a cualquier globo flaco y presumía: -¡Ea, flacos!
PETER Sigo siendo un niño, aunque más crecido aunque más consciente musculoso, autónomo pero sigo niño Aunque más viejo con arrugas y canoso sigo siendo un niño y no me arrepiento sobre todo cuando miro a tantos decrépitos que dejaron morir el suyo.
No salió de su escondite el corzo, ni el cobarde gamo, ni el ciervo, sino un enorme jabalí de extraordinaria corpulencia, musculoso y de abundante grasa.
Con seis brazos por canción, sexteto de piernas locas, tres lenguas su red dispersan entonando su fragor y el fuego antiguo del mundo puede mironearlo Dios. Cuerpos esbeltos de leyes que no necesitan voz, van perfumando los pliegues de un musculoso sabor.
Bajo los retoños de unos helechos nuevos me escurrí, sobre unas piedras deslavadas por la corriente espumosa y parlante; y a ella, a la hermosa, a la mujer, la agarré de la cintura, con este brazo antes tan musculoso; gritó, golpeé el suelo; descendimos.
Sea por aquel exceso de trabajo, cuya abrumadora fatiga hubiera quebrantado la más robusta constitución, o por otra causa desconocida, su taciturnidad aumentó de día en día y su musculoso cuerpo fue perdiendo poco a poco aquel aspecto de fuerza y de vigor que contrastaba tan noblemente con la débil contextura de los mineros, esos proscritos del aire y de la luz que llevaban impresa en sus rostros de cera la nostalgia de los campos alumbrados por el sol.
Con mirada afable y bondadosa que la severidad exigida por el puesto no había logrado atenuar, contemplaba la doble fila de detenidos cuando de pronto un preso, con ademán resuelto, adelantó algunos pasos hacia él. Era un muchachón alto como un poste, musculoso como un atleta, fuerte y recio como un toro.
Se apeó, lo que, por el soplido que este dejó oír, pareció gustar sobremanera a su caballo, pues era corpulento el vasco, musculoso y de poderosa humanidad; a pesar de lo cual, se trepó al vagón, retó por la forma a sus hombres, y, agarrando con las dos manos el alambre de un fardo que trataban los otros, inútilmente, de cambiar de sitio, tiró con todas sus fuerzas.
Llegaron al centro de la pista y saludaron a todas partes con una actitud uniforme, graciosa y peculiar; en el centro, Miss Orquídea con su admirable cuerpecito, vestido de punto, con zapatillas rojas, sonreía. Salió el barrista, gallardo, musculoso, con sus negros, espesos y retorcidos bigotes.
Presentan área cefálica (cabeza), un pie musculoso ventral y una concha dorsal (que puede reducirse o hasta perderse en los gasterópodos más evolucionados); además, cuando son larvas, sufren el fenómeno de torsión, que es el giro de la masa visceral sobre el pie y la cabeza.
l sentido del gusto se encuentra en la lengua. La lengua es un órgano musculoso ubicado dentro de la boca o cavidad oral. La sensación que un alimento produce en el sentido del gusto se llama sabor.