naturalmente


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • adverbio

Sinónimos para naturalmente

regularmente

Sinónimos

Sinónimos para naturalmente

lógicamente

Sinónimos

  • lógicamente
Ejemplos ?
Lo que naturalmente respetaron fue el interior de sus bolsillos, donde tal vez había cartas o tarjetas que declarasen su nombre y las señas de su casa; declaraciones que esperaban en Dios podría hacerles él mismo, cuando recobrase el conocimiento y la palabra, en señal de que le quedaban días para vivir.
En 1814 di boletos de manumisión a mis esclavos María de los Santos Carrera y a un negro que me fue regalado por el obispo Guerrero, cuyo nombre no recuerdo por ahora: para su mayor firmeza lo declaro en este testamento, y si necesario fuere la doy de nuevo, mandando que desde la fecha de dichos boletos se tengan por libres; como igualmente desde la presente a Dionisia Blanco, mi esclava, que actualmente está en mi servicio (y a todos sus hijos, si algún derecho me corresponde sobre ellos), a quienes desde luego manifiesto para que, como tales libres, puedan tratar, testar o hacer todo cuanto se permite al que es naturalmente tal...
Solo unos pocos estarán presen- tes... y usted, naturalmente.La momia se halla en mi casa y empezaremos a desatarla a las once Su Amigo PONNONNER.
-Por qué querría usté que fuera; porque al llegar se encontró con que por estar mu ocupaos y ocupáas no fueron a recibirla los del cuerpo de alabarderos ni las señoras de las cofradías, y..., naturalmente, la pobretica se ofendió y le gorvió la caera a la tierra de las purmonías furminantes y se vino otra vez a la de los boquerones algunas veces baratos.
Ya sabía yo antes de entrar aquí que tenía que dirme de tan malita manera, que es usté hombre capaz de darle tres y raya al que a los ricos robaba y a los probes socorría. Naturalmente, el Niño, al oír aquello, se puso del color de la gayomba; pero sin dúa se acordó el hombre de que el de Pujerra estaba entoavía, como quien dice, tomando la denticina y de que no abultaba lo que un chamarí en el pelecho, y pensó, y pensó bien, que si se diba del seguro con aquel chaval, diba a ser mismamente como si escupiera al cielo, y encogiéndose de hombros y mirando al Chiquito como si le fuese a ofrecer una biscotela, le dice: -Eso que acaba usté de dicir no se lo pueo yo contestar más que al que lo trajo a usté ar mundo con tan poquilla maera.
-Pos ni ella, ni tú, tenéis razón; porque yo no tengo la culpa de que esa criatura esté tonta de remate, ¡y «como no lo saque al campo y le dé la muerte amarga», yo no sé lo que voy a jacer pa que me deje tranquila! -Naturalmente.
Del estudio de dicha arcilla había pasado a las otras del país, que cocía en sus hornos de cerámica —naturalmente, construido por él—.
Al comienzo dice el autor: :“Ahondando el estudio del tema y trayendo a su dilucidación muchos antecedentes que nadie hasta ahora había tomado en cuenta, llegamos a explicar de otra manera el proceso de la revolución americana, manera propia y enteramente distinta de la que sostiene la historia clásica. Naturalmente que nuestra labor es doble...
La doncella de la difunta aceptó ese papel voluntariamente. El camarote sobrante, que en principio había sido tomado para la criada, fue, naturalmente, conservado.
Sus ojos despedían un brillo azul y límpido, su boca era roja y delicada; toda ella era comparable a una sirena, hermosa hasta lo indecible. Tres príncipes bailaron con ella, uno tras otro, naturalmente.
Afecto a una diosa de más edad y que por tanto no tiene los fogosos sentidos de la juventud, aquellos a quienes inspira no aman más que al sexo masculino naturalmente más fuerte y más inteligente.
-Pos lo que he ensoñao ha sío que un tal don Paco, un injerto de litri y de matón, un mozo más malo que un tiro en la ingle, un mixto de gótico y macareno, que lo mismo se baila un chotis que se da dos cortes u dos mil con el lucero matutino, un martes en día trece, una mala hora, en fin, te había puesto los puntos, y que tu, sin saber con quién te dibas a gastar los cuartos, y por vaniosa que eres, empezabas a darle cuartel, y yo, naturalmente...