navarca


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para navarca

nearca

Sinónimos

Ejemplos ?
l navarco o navarca (en griego ?a?a???? / nauarkhos, de ?a?? / naus, «el barco» y ???? / arkhê, «el mando»), literalmente el «capitán del navío», era el título militar dado a los capitanes de naves de guerra en la Grecia Antigua.
Polibio afirma que Agatoclea tenía parientes que sirvieron a la dinastía tolemaica: Nico o Nicon un navarca de Ptolomeo IV, Filo, y Filamon nombrado ó funcionario de Cirene por su hermano.
C. Su protagonista es Benasur, un astuto navarca judío que finge lealtad a Roma, pero procura en secreto la ruina del Imperio. El contacto con Cristo y los apóstoles modifica profundamente su carácter, llevándole a un final inesperado.
Pero al amanecer, el navarca espartano, Míndaro, advirtió su presencia, las persiguió y capturó a las cuatro más rezagadas, de las cuales una había encallado frente al santuario de Protesilao y a la otra la abandonaron incendiada junto a la isla de Imbros.
Para darles seguridad, Agesilao primero les recordó la reciente victoria espartana en Nemea y luego les dijo que el navarca espartano Pisandro había muerto en una victoria contra la flota persa.
En 406 a. C., fue enviado al Egeo para tomar el mando de la flota espartana de Lisandro, el primer navarca. El periodo de tiempo en que Calicrátidas ejerció de navarca fue breve y tropezó con varias dificultades.
Su contingente naval fue completamente derrotado, y Calicrátidas murió. Tras su muerte, Lisandro, regresó de Esparta para ocupar el puesto de navarca otra vez.
C., al mando de la armada griega durante las guerras médicas. Fue navarca de la Liga del Peloponeso y jefe de la flota de la coalición griega contra Persia.
Tucídides da a entender que la campaña militar fue un fracaso por la participación de Cnemo como navarca (almirante), ya que lo veía como el arquetipo de espartiata por su falta de energía y decisión.Zacinto era de una gran importancia estratégica por servir de de escala en los periplos atenienses del Peloponeso y dada su situación frente a las costas de Élide, no lejos de la base naval peloponesia de Cilene.
Cuando Esparta decidió enviar una flota de 40 naves a las órdenes de Álcidas, ya era tarde. En las Cícladas, el navarca espartano recibió la noticia de que Mitilene se había rendido.
Lisandro, navarca de la flota peloponesia, concentró sus efectivos cerca de Notio, donde se libró una batalla entre su flota y un escuadra ateniense.
En contrapartida, la total victoria de Salamina fue obra de los atenienses, quienes tuvieron que recurrir al chantaje para forzar la batalla en el estrecho, siendo así que el navarca –almirante- espartano de la flota, Kriatos, deseaba replegarse al istmo de Corinto.