plasmar

(redireccionado de plasmara)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para plasmar

representar

Sinónimos para plasmar

formar

Ejemplos ?
En ella nació el artista Bracho, el 25 de mayo de 1915, por su propia voluntad, decidió dejar sus conocimientos, experiencias y parte de su extensa obra, de la cual es fiel ejemplo el mural Los Puertos y el Petróleo, el que plasmara en un área de más de cien metros cuadrados (100 mts2) de su hogar natal, que se ha convertido en un santuario artístico, cultural, educativo y turístico, al servicio de la comunidad mirandina y de todos los visitantes que ha diario acuden a esa tierra de gracia.
Todo esto sumado al secuestro de las cuatro hijas de Oesterheld (Marta, 19/6/76; Diana Irene, un mes después; Marina, 27/11/76; Estela Inés, 1977), hicieron que plasmara en su obra todo el dolor que sentía.
Fue uno de los protagonistas más importantes de una de las épocas más significativas del periodismo peruano y que plasmara en una serie de libros.
que correspondían a Don Nicanor Villalaz Lamela, quien lo presentó a última hora por no encontrarse su hermano Sebastián en el país y no tenía a disposición a alguien que plasmara sus ideas.
174), «lo más probable es que Jesús fuera oriundo de Nazaret y que luego se plasmara la historia de que nació en Belén para dar plena justificación a sus pretensiones mesiánicas, de acuerdo con las Escrituras».
Sin embargo, el desfase de líneas temporales que provocó esta acción hizo que el Doctor Guerrero, al regresar en la TARDIS a su propia línea temporal, olvidara todo lo sucedido y se plasmara en su mente la línea temporal alternativa en la que destruyó Gallifrey, y este recuerdo se transmitió a las encarnaciones posteriores, el Noveno, Décimo y Undécimo Doctor.
Le dijo al crítico de arte francés Michel Leiris que «no podría pintar a Agamenón, Clitemnestra o a Casandra, por que entonces se convertiría solamente en otra pintura de estilo histórico... Por ello intenté dibujar una imagen que plasmara la impresión que la historia dejó en mí».
Hubo quienes pensaban que la cartografía iba a estancarse una vez que se plasmara en mapas la superficie de cada región de la Tierra.
pinturas de flores y pájaros (??? hua niao huà) pinturas de paisajes (??? shan shui huà) retratos (??? rén wù huà) animales (?? Dòngwù) Pintura con atención fina al detalle ( ?? Gong Bi) Pintura de pincelada rápida ( ?? Xié Yì) Pintura con tinta china negra ( ?? Shui Mo) La pintura china clásica aparece en torno al siglo III a.C., pero no sería hasta el siglo I a.C. cuando la técnica se plasmara sobre papel, a partir del desarrollo de la caligrafía china y el papel de arroz.
Después, el escritor argumenta que tanto la escritura como la oralidad, constituyen los procesos cognitivos, solo que de diferente manera: "Tanto la oralidad como el surgimiento de la escritura a partir de la oralidad, son necesarias para la evolución de la conciencia" En ambas culturas (orales primarias y orales secundarias) se pueden adquirir conocimientos, aunque en la cultura en la que predomine la escritura, es la que fortalecerá su conciencia y conocimiento, puesto que la escritura dio pie a que el pensamiento se plasmara en diferentes medios, permitiendo su análisis.
Su hermano José Luis, huye de Barcelona, tras la detención de su padre, y tras pasar por Francia, regresa a la zona sublevada a finales de 1936, incorporándose primero como sanitario, realizando posteriormente, en 1937 el curso de piloto, y sirviendo en diversos grupos de vuelo a lo largo de la guerra, que plasmara en sus memorias unos años después, tituladas "Cadenas del Aire".
En ella nació el artista Bracho, el 25 de mayo de 1915, por su propia voluntad, decidió dejar sus conocimientos, experiencias y parte de su extensa obra, de la cual es fiel ejemplo el mural Los Puertos y el Petróleo, el que plasmara en un área de más de cien metros cuadrados (100 mts2) de su hogar natal, que se ha convertido en un santuario artístico, cultural, educativo y turístico.
La propuesta que se eligió fue la presentada por el profesor Octaviano Corro Ramos quien aporto las ideas para que el pintor xalapeño Daniel Aguilar, egresado de la Academia de San Carlos, las plasmara en el diseño del escudo.
Se temió mucho por los daños que pudiera sufrir el castillo durante la guerra, por lo que sus más valiosas obras de arte fueron sacadas del castillo hasta un lugar seguro, los candelabros de valor se bajaron al suelo en previsión de un posible impacto de bomba y se encargó a un pintor, John Piper, que entre 1942 y 1944 plasmara en sus cuadros el aspecto del castillo.
Aivazovsky pintó gran cantidad de marinas que incluían barcos o botes de diferentes características y muy a menudo estos barcos los representaba dañados o naufragados, sin embargo son muy escasas las representaciones en las que plasmara un combate naval abierto, de ahí lo excepcional de esta obra.
Yo entendía que estaban enfermos porque había una distinción borrosa entre los trabajadores del hospital y los pacientes, y porque además yo podía salir”"., La Tercera, 14.04.2015; acceso 24.07.2015 Pero tendrían que pasar más de 20 años antes de que su vocación de la infancia se plasmara en un libro: Deville debutó como escritor en 1987 con la novela Cordon-bleu, publicada por Minuit, editorial donde saldrían también sus cuatro cuatro libros siguientes.
Gneo Gelio fue el primero en acusar a Pisón de arreglar genealogías para a sí mismo darse un mayor nombre al igual que a otras familias, aunque las otras familias ya tenían sus propias historias antes que Pisón las plasmara.
La Alameda de hoy se ha multiplicado en numerosas caras y siluetas que diariamente la habitan, la atraviesan y la circulan; turistas, estudiantes, lugar de descanso de los que tienen trabajo y de los que lo han perdido, de vendedores ambulantes, merolicos de diversos tipos y quehaceres; se oferta de todo: golosinas, algodón de azúcar, disco compactos, libros, vídeos, ropa, medicinas y ungüentos maravillosos, la buena y la mala suerte, artesanías, la tradicional foto con los Reyes magos o Santa claus, amor y desamor; punto de encuentro y desencuentro de lo tradicional y lo moderno; es un signo de interrogación y un desafío lanzado al futuro y es también, tal como lo plasmara Diego Rivera en su mural Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central.