poner

(redireccionado de pongas)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo
  • pronominal
  • locución

Sinónimos para poner

colocar

apostar

Sinónimos

escotar

Sinónimos

acomodar

Sinónimos

disponer

transponerse

Sinónimos

  • transponerse
  • ocultarse

trasladarse

Sinónimos

  • trasladarse
  • ir

poner a mal

Sinónimos para poner

Ejemplos ?
¡Qué se le ha de hacer! No es uno quien dispone estas cosas... Vamos, no te pongas así, Julio, hijo mío... Alégrate. ¡Hoy nos ha nacido una pequeña!...
Te estás haciendo viejo... Después ya no vas a poder hacer nada... Aún es tiempo para que te pongas a chambear muy duro... Tú que no tienes familiares...
Así como es indiferente que pongas un enfermo en una cama de madera o en una de oro, pues donde quieras que lo cambies, se llevará con él la, enfermedad, tampoco tiene importancia que un alma enferma sea puesta en la riqueza o en la pobreza; su mal la sigue a donde vaya.
Si algo te sale mal, pues no cuidaste de que se obrara bien, aunque nosotros no estemos más sobre la tierra, el vituperio, las ofensas, alcanzarán nuestro reposo en el MICTLAN o en el TLALOCAN. Si faltas a la disciplina que te encomendamos para siempre, puede que pongas en movimiento contra ti a las piedras y los palos.
Un momento mis ojos encontraron los ojos de la niña, que asustados y compasivos, se alzaban de mi brazo amarillento donde se veía el cárdeno agujero de la bala. Sor Simona le advirtió en voz baja: —Maximina, que pongas sábanas de hilo en la cama del Señor Marqués.
y no pongas en un potro tu discurso, buen Montero, por donde entras tú primero puede después entrar otro; y según, Sancho, a mi cita vienes, el parque asaltando, puede estar otro aguardando hora para otra visita.
Entonces nada importa me pongas en olvido; tu atmósfera, tu espacio, tus valles cruzaré; vibrante y limpia nota seré para tu oido: aroma, luz, colores, rumor, canto, gemido, constante repitiendo la esencia de mi fe.
Quiso Dios cumplir mi deseo, y aun pienso que el suyo, porque, como comencé a comer y él se andaba paseando llegóse a mi y díjome: “Dígote, Lázaro, que tienes en comer la mejor gracia que en mi vida vi a hombre, y que nadie te lo verá hacer que no le pongas gana aunque no la tenga.” “La muy buena que tú tienes -dije yo entre mí- te hace parecer la mía hermosa.” Con todo, parecióme ayudarle, pues se ayudaba y me abría camino para ello, y dijele: “Señor, el buen aparejo hace buen artífice.
-No le pongas tasa -dijo Leonora-: bésela él y sean las veces que quisiere; pero mira que jure la vida de sus padres y por todo aquello que bien quiere, porque con esto estaremos seguras y nos hartaremos de oírle cantar y tañer, que en mi ánima que lo hace delicadamente; y anda, no te detengas más, porque no se nos pase la noche en pláticas.
Déjate, pues, ya de habladurías, que te han de costar la vida, o la lengua; imítame a mí, y escribe sólo de aquí en adelante cartas simples y serias de familia, como ésta, donde cuentes hechos, sin reflexiones, comentarios ni moralejas, y en las cuales nadie pueda encontrar una palabra maliciosa, ni un reproche que echarte en cara, sino la sencilla relación de las cosas que natural y diariamente en las Batuecas acontecen; o lo que sería mejor, ni aun eso escribas, que para que esta habilidad no se te olvide, bastará que pongas semanalmente la cuenta de la lavandera.
CIPIÓN.—Así va el mundo, y no hay para qué te pongas ahora a esagerar los vaivenes de fortuna, como si hubiera mucha diferencia de ser mozo de un jifero a serlo de un corchete.
Yo anhelo, Señora, Que en mi tiniebla pongas para siempre Una rojiza aspiración, hermana Del inmóvil incendio de tus torres, Y que me dejes ir En mi última década A tu nave, cardíaco O gotoso, y ya trémulo, Para elevarte mi oración asmática Junto al mismo cancel Que oyó mi prez valiente, En aquella alborada en que soñé Prender a un blanco pecho Una fecunda rama de azahar.