popularidad


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para popularidad

aceptación

Ejemplos ?
PREGUNTA.- ¿Siente usted que ha mermado su popularidad durante este año con motivo de todos los acontecimientos ocurridos en el país, desde el EZLN para acá?
No me queda sino agradecerle a todos los que nos han escuchado su atención y esperar que sigamos teniendo la oportunidad de comunicarnos con la gente, con el pueblo a través de estos medios que han adquirido felizmente una gran profusión, una gran popularidad y una gran aceptación, pero sobre todo una gran credibilidad.
Juzga Spencer como victorias crecientes de la idea socialista, y concesiones débiles de los buscadores de popularidad, esa nobilísima tendencia, precisamente para hacer innecesario el socialismo, nacida de todos los pensadores generosos que ven como el justo descontento de las clases llanas les lleva a desear mejoras radicales y violentas, y no hallan más modo natural de curar el daño de raíz que quitar motivo al descontento.
' : Los escritos alemanes alcanzan la popularidad bien gracias a un nombre reputado, bien a personalidades distinguidas, bien a buenas relaciones, bien al esfuerzo, bien a una moderada inmoralidad, bien a una perfecta ininteligibilidad, bien a una armoniosa ramplonería, bien gracias a un aburrimiento variado, o bien merced a una constante aspiración hacia lo incondicionado.
Suele ser hombre de tanta memoria como énfasis, y a ella se debe la popularidad de sus méritos; porque, según sus relatos, no hubo calaveradas como las de su juventud, ni epigramas como los de su ingenio, ni verdades como las de su boca, ni primores como los de su pluma contra los hombres de la situación que, por turno, está debajo cuando perora.
Concibo en este instante las ventajas de una popularidad como la de Figuerola: el odio de los contribuyentes podrá perturbarle un tanto las funciones digestivas del pan del presupuesto, pero no le amargarán seguramente con la dulzura de su recuerdo la hora feliz de la caída.
Futre los muñecos de títeres, los que de más popularidad disfrutan son ño Silverio, ña Gerundia González, Chocolatito, Mochuelo, Piticalzón, Perote y Santiago Volador.
Un hombre, soldado en apariencia, sentado en una de ellas cantaba al son de la guitarra la resbalosa, tonada de inmensa popularidad entre los federales, cuando la chusma llegando en tropel al corredor de la casilla lanzó a empellones al joven unitario hacia el centro de la sala.
La recién adquirida popularidad le exaltó más todavía, y habiendo sido elegido diputado, su indignada censura se explayó violenta y sin eufemismos, hiriendo en mitad del pecho a algún personaje poderoso.
El trono quedó vacante, no habiendo quien lo codiciase por miedo a las consecuencias; lo que ocasionó el desprestigio de la tribu y dio preponderancia a las otras cofradías, partidarias entusiastas del Rey del Monte, título con que era conocido el negro hijo de mama Salomé, capitán de la falange maldita. Contribuían a dar cierta popularidad al Rey del Monte las mentiras y verdades que sobre él se contaban.
Gajes del oficio Allá por los años de 1815, cuando la popularidad de virrey don José Fernando de Abascal comenzaba a convertirse en humo, cosa en que siempre viene a parar el incienso que se quema a los magnates, tocole a su excelencia asistir a la Catedral en compañía del Cabildo, Real Audiencia y miembros de la por entonces magnífica Universidad de San Marcos, para solemnizar una fiesta de tabla.
Las pequeñas y disculpables vanidades a que su espíritu se rendía, como verbigracia, la no escasa estimación en que tenía el aprecio de los doctos y de los buenos, y hasta la admiración y simpatía de los ignorantes y sencillos, veíalas satisfechas, pues era su nombre famoso, con sólida fama, y popular; de suerte que esta popularidad que le aseguraba el renombre entre los muchos, no le perjudicaba en la estimación de los escogidos.