porfiado


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con porfiado: bipolar
  • all
  • adjetivo

Sinónimos para porfiado

Sinónimos para porfiado

mono porfiado

Sinónimos

Ejemplos ?
Censurar, reprobar. Refertar. Referir. Refertero, ra. Amigo de reyertas, porfiado, disputador. Refertero. El que se hace rogar. Refertirse.
Por entonces llegué á apasionarme como loca de un cadete de artillería, arrogante muchacho, que sin descanso me persiguió seis meses para que lo admitiera de visita en mi cuarto. Yo me negaba tenazmente; pero al cabo, que eso nos pasa á todas cuando el galán es militar y porfiado, consentí.
Esta vez no era el tímido roer del ratón furtivo y porfiado: la sierra ya apretaba de firme: desde fuera hacían un agujero amplio, redondo, para que cupiese por él la mano del ladrón, y descorriendo los cerrojos, pudiese franquear la entrada...
Y para conseguir su propósito, solicitó con papeles, obligó con lágrimas y finalmente alcanzó con ruegos que don Diego volviese a su casa, que fue la perdición de Laura, porque Nise supo con tantos regalos enamorarle de nuevo que ya empezó Laura a ser enfadosa como propia, cansada como celosa, y olvidada como aborrecida; porque don Diego amante, don Diego solícito, don Diego porfiado y, finalmente, don Diego, que decía a los principios ser el más dichoso del mundo, no sólo negó todo esto, mas se negó a sí mismo lo que se debía; pues los hombres que desprecian tan a las claras están dando alas al agravio, y llegando un hombre a esto, cerca está de perder el honor.
La rapidez de su marcha había ocultado su venida a la mayor parte de las naciones de su tránsito, de modo que hasta entonces sólo había tenido que lidiar con los indios arbacos; mas al bajar al río de San Pedro se encontró con el porfiado Guaycapuro, que le presentó la batalla con más de ocho mil indios teques, tarmas y mariches, apostados en todos los desfiladeros de la montaña.
De mis ojos cansados huyó por siempre el apacible sueño, y en perenes raudales de amargo llanto el porfiado empeño de mis penosos males en mi daño obstinados ¡ay!
Enarrar sumariamente esa larga y penosa cruzada; recorrer esos setenta y ocho años de un trabajo porfiado y lento, cuanto heroico y sembrado de peregrinas aventuras; seguir el gran descubrimiento paso a paso y enaltecer a sus héroes uno por uno: he aquí la tarea que nos proponemos llenar.
Mientras que Teresa Molina de Muñoz, su hermana, inició su magisterio en Portovelo para sembrar la verdad en ese erial minero, que opacaba la luz de las mentes con el ruido interminable de las máquinas y el sonido sordo del oro, que salía de los cuarzos filtrados en el molino, incesante y porfiado con el fuerte galopar de sus enormes pisones metálicos...
Quien quiera de ustedes que haya anhelado una cosa, y por espacio de veinte años porfiado en anhelarla, hasta que de pronto la ve al alcance de su mano, comprenderá mi estado de ánimo.
Entre el personal de la subcomisaría de Ñandú Culeco no se registra caso de diligencia semejante. ¿Quién la causa? El nuevo jefe, don Carlos Escayola, hombre joven, enérgico y porfiado. Había llegado la tarde anterior.
Comencé mis estudios en el año 1973 en el Seminario San José de El Hatillo (para vocaciones de adultos; aunque mi vocación la podría definir de “porfiado”, más que de adulto.
Porque, ¿quién hay que haya llegado hasta aquí por el orden de los libros anteriores de esta obra, que pueda todavía dudar de que los romanos sirvieron a los demonios impuros, sino el que fuere, o demasiadamente necio, o descaradamente porfiado?