portentoso

(redireccionado de portentosa)
También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para portentoso

Ejemplos ?
¿Dará el escándalo de proceder públicamente contra su ministro?— No; más llano es hacer la confidencia al general lleres. i Qué oficiosidad tan portentosa!
Las cámaras de televisión a control remoto que traían aquellos tres astronautas, difundieron la portentosa imagen mediatizada por aquellos extraterrestres (Tenían que utilizar esta estrategia para impedir sospechas).
Nutrido y saturado de aquella ciencia errónea que en fábulas y absurdos tenía su escabel, acaso Dios le hacía de la verdad el lampo detrás de aquella ciencia caótica entrever. Y de esta portentosa leyenda colombina he aquí lo de que darme razón no más logré.
¡Qué portentosa imaginación la del hombre que discurrió plantar el trigo silvestre, sometiéndolo a la disciplina del cultivo, y lo recolectó y luego lo hizo polvo, y uniendo este polvo con el agua creó una masa, y sometiendo la masa a la acción del fuego inventó el pan!...
Admiran esta nación, la más grande de cuantas erigió jamás la libertad; pero desconfían de los elementos funestos que, como gusanos en la sangre, han comenzado en esta República portentosa su obra de destrucción.
En el palacio estaban de gran fiesta, sin acordarse de Meñique, ni de que le debían el agua y la luz; cuando de repente oyeron un gran ruido, que hizo bailar las paredes, como si una mano portentosa sacudiese el mundo.
¿Cómo pudieron hombres inteligentes engañarse a sí mismos con la noción de que la idea más portentosa y revolucionaria de todos los tiempos había agotado su influencia y cumplido su misión al cambiar el título del poder ejecutivo de una nación de rey a Presidente, y el nombre del poder legislativo nacional de Parlamento a Congreso?
BERGANZA.—Desa manera, no haré yo mucho en tener por señal portentosa lo que oí decir los días pasados a un estudiante, pasando por Alcalá de Henares.
siempre dulce patria Al alma generosa; ¡Oh! ¡siempre portentosa Magia de libertad! Tus ínclitos pendones Que el español tremola, Un rayo tornasola Del iris de la paz.
La fama de su portentosa hermosura había recorrido ya el mundo todo; de suerte que, apenas fueron llegando los correos a las diferentes cortes, no había príncipe, por ruin y parapoco que fuese, que no se decidiera a ir a la capital del rey Venturoso, a competir en justas, torneos y ejercicios de ingenio por la mano de la princesa.
Entre las grandes famas de la historia resplandece tu gloria, bien así cual descuella, entro las cinco en que se parte el mundo, la región portentosa que arrancaste al océano profundo.
Vacía su región y despoblada deje España, de Gades a Pirene; y en portentosa formidable armada, en cuya cuenta la paciencia pene, a las peruanas costas trasladada, de feroces ejércitos las llene, e intente y pruebe por la vez segunda imponernos su bárbara coyunda: »no habrá peruano que los riesgos huya de la tremenda desigual palestra, aunque en mares de gente España afluya, de su poder en asombrosa muestra; a ver vendrá que, si la fuerza es suya, nuestro el valor y la constancia es nuestra; y buscar nos verá con pecho fuerte romano triunfo o espartana muerte.