pulir


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para pulir

perfeccionar

Sinónimos para pulir

Ejemplos ?
Nada con efecto se desearía en esta obra, si el Poeta hubiera sabido sujetar su imaginación, y pulir mas, y ennoblecer su estilo: pero es difícil, quizá imposible, á las fuerzas de un escritor dar interés y corrección á un poema compuesto de quarenta mil versos.
Soy además un tanto tímido, y escribiéndote en confianza como te escribo, ni me cuido de pulir el estilo lo bastante ni menos de paliar las verdades en un punto; dígote por tanto cosas que es vergüenza, ¡por vida mía!, que anden impresas, y más vergüenza aún que sean ciertas.
Así mis padres nos enseñaron a sembrar la tierra, a pulir nuestras manos con el roce noble de los surcos; a conocer los misterios de la naturaleza y la bondad sublime de Dios Nuestro Señor y amar todo lo que es sencillo bueno, útil y bello.
-Pos esa Lola tiée un mantón que no hay otro que se atreva a hablarle de tú, como que, según cuentan, tuvo que pulir un lagar pa poer regalárselo Joseíto el Cáncamo, que ustés lo conocerán porque estuvo mucho tiempo fincao en Jotrón y en Roalabota.
Ese viejo loco, para los burgueses de la época, que andaba recogiendo niños ya anciano y abandonado, y que decía: “Los niños son las piedras del futuro edificio republicano, ¡vengan acá para pulir las piedras para que ese edificio sea sólido y luminoso!”; aquel viejo que ya al borde de la tumba se dedicó a construir velas y cuando alguien le preguntó: “¿Qué hace usted construyendo velas, maestro?”, dijo: “Es que no consigo otra forma de darle luces a la América”.
Quizá creerás, lector, que no hay nada tan maravilloso y fantástico como la vida real, y que el poeta se limita a recoger un pálido brillo, como en un espejo sin pulir.
Además de eliminar la monotonía didáctica cotidiana, contribuye a descubrir aspectos culturales, fijar formas gramaticales, corregir la dicción y pulir el gusto artístico.
En otra lo pulen, que es cosa muy curiosa, parecida a la de las piedras de amolar, sólo que la máquina de pulir anda más de prisa, y la rueda es de alambres delgados como cabellos, como un cepillo que da vueltas, y muchas, como que da dos mil quinientas vueltas en un minuto.
La literatura abre para el joven, por consecuencia, el panorama de la realidad, transformada por el impulso creador del artista. Ella contribuye, con su expresión e interpretación del mundo, a pulir la hipersensibilidad de los jóvenes adolescentes.
Su seriedad atenta, cuando le hablaba el amo, su política aprobación habitual de las ideas del patrón, sólo restringida, a veces, por el sacramental y prudente: «Usted es dueño», que tan hondamente significa lo que quiere decir; los consejos, dados en forma de mera y modesta indicación, como quien no quiere la cosa, y con ese tacto peculiar del subalterno que no quiere parece saber algo mejor que el superior; su comedimiento en ofrecerse para cualquier trabajo, todos sus modales hacían de este cordobés, barnizado sin acabar de pulir, un lunar entre el paisanaje porteño que le rodeaba, más activo, pero más rudo.
Y si Francia tenía ya su Academia, los hispanohablantes de la élite, tendrían la suya para pulir, fijar y dar esplendor a la lengua castellana.
Pipa, que no se parecía en nada a las eminencias de nuestra esclarecida sociedad, lejos de sofocar aquella naciente inteligencia, soltó la presa que tenía agarrada y se dispuso, después de mirar a los suyos, a prestarle toda la influencia de su posición. -Sígueme -le dijo con ademán solemne. -¿Adónde? -A pulir la estopa. ¿Tienes más? -¡Tengo un escoplo, de mistó!