Ejemplos ?
No me estuvo raro que los extranjeros no quisieran permanecer allí, ya que aquélla no era una región que invitara a dormir en ella.
Convenía hacer notar que algunos grandes diarios han firmado contratos particulares con autores extranjeros, franceses y otros, á objeto do poder reproducir sus obras, mediante el pago de ciertos derechos. Era este un raro ejemplo de probidad, dado por un país que no se había adherido á la convención de Berna.
-¡Es verdad! -exclamó el raro personaje, llevándose las manos a la cabeza y tentando las vendas que le había puesto el médico-. ¡Estos pícaros me han herido!
Y los pies y las manos le hormigueaban. —¡Es muy raro, muy raro, muy raro! —se repitió estúpidamente Benincasa, sin escudriñar, sin embargo, el motivo de esa rareza.
Jamás olvidó el cuello de la botella aquel momento solemne; al saltar el tapón le había escapado de dentro un raro sonido, «¡plump!», seguido de un gorgoteo al caer el vino en los vasos.
- Bueno, quizás usled no haya sentido hasta ahora nada parecido - dijo Alicia-, pero cuando se convierta en crisálida, cosa que ocurrirá cualquier día, y después en mariposa, me parece que todo le parecerá un poco raro, ¿no cree?
No es raro, pues, que el buen Reinaldo fiero deshaga, abata y raje al que allí embista; que nadie allí de espada más se abriga, que de hoz cebada o de tormenta espiga.
9 No quieras admirarte de por qué razón debajo de ti mujer ninguna Rufo, quiere su tierno muslo poner, no si a ella la titubees con el regalo de un raro vestido o con las delicias de una perlucidilla piedra.
Alicia entró sin llamar, y corrió escaleras arriba, con mucho miedo de encontrar a la verdadera Mary Ann y de que la echaran de la casa antes de que hubiera encontrado los guantes y el abanico. - ¡Qué raro parece - se dijo Alicia eso de andar haciendo recados para un conejo!
Se demostró que la densidad del núcleo del cometa era mucho menor que la de nuestro gas más raro; el inofensivo pasaje de un visitante similar entre los satélites de Júpiter era argüido como un ejemplo convincente, capaz de calmar los temores.
Esta bella porción que nosotros habitamos, en donde la naturaleza se presenta portentosa y rica; en donde empezando por el hombre y terminando por el más ruin gusanillo, todo es raro, todo es nuevo, todo nunca visto para el antiguo mundo: las llanuras sin horizonte como el océano; las montañas que se encumbran más allá de las nubes; los fenómenos celestes y las constelaciones de un hemisferio nuevo, nada de esto fue examinado ni estudiado por sus poseedores y señores, y lo poquísimo que hicieron, o ha sido pasto de las llamas en el incendio del Escorial, o existe inédito en el polvo de los archivos.
-¡Mucho pides! -objetó la vieja, acompañando las palabras con un raro gesto de la cabeza. No le hacía gracia ceder las tres varas; pero tampoco resultaba muy agradable seguir en el suelo con la pierna fracturada.