ras


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con ras: iras
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para ras

igualdad

Sinónimos para ras

igualdad

Ejemplos ?
Y si yo fuera hombre de extender las manos y bendecir, todas las cosas y el despertar de la vida proseguirían su rutina iluminada, pero impregnadas de mí: ¡Tan fuerte es la expansión de la mente en un hombre de verdad! Desde esta altura y esta perfección radial me acuerdo de mis miserias y colapsos que me mantenían a ras de tierra, como un gas.
Que, los recursos púbicos que se emplean en la ejecuci ón de ob ras y en la adqui sición de bienes y servicios, deb en servir como elemento di namizador d e la econ omía local y nacional, ide ntificando la cap acidad ecuatoriana y promovien do la ge neración de ofertas competitivas.
Cada uno de estos cuerpos no puede menos de tener uno de estos dos movimientos dichos, ni reposa sino cuando se le opone un obstáculo que le corta el camino, como la piedra que al caer encuentra a ras de tierra un suelo resistente al que no puede perforar, porque si pudiese lo haría; por eso, si te levantas, ves que ella te resiste, inclinándose hacia abajo, buscando la caída.
Los tábanos, hartos de sangre, cesaron en sus ataques y lanzando de sus alas y coseletes destellos de pedrería hendieron la cálida atmósfera y desaparecieron como flechas de oro en el azul espléndido del cielo cuya nítida transparencia no empañaba el más tenue jirón de la bruma. Algunas sombras, deslizándose a ras del suelo, empezaron a trazar círculos concéntricos en derredor del caído.
Guardan gran semejanza con las hojas derribadas por los aires de otoño, estos gitanos vagabundos. Arranca las hojas el viento y las empuja sobre el ras de la tierra.
Diré también de Orlando paladino cosa no dicha nunca en prosa o rima, pues loco y en furor de amor devino hombre que antes gozó por sabio estima; si de esa que me trae casi en tal tino que el poco ingenio a ras a ras me lima, me es concedido verso limpio y neto que me baste a cumplir cuanto hoy prometo.
Nuestros dos principales atletas no eyacularon, mas pronto se apoderaron de Rosette y de Colomba y las enfilaron como los galgos y entre los muslos, de la misma manera que acababan de hacer con Mimí y Gitón, ordenando a estas encantado ras niñas que meneasen con sus lindas manos, según las instrucciones recibidas, los monstruosos extremos de las vergas que sobresalían de sus vientres; y mientras tanto, los libertinos manoseaban tranquilamente los orificios de los culos frescos y deliciosos de sus pequeños goces.
199 Bien te creemos que tú non pensaste semblante finida de todo tu bien, quando al Enrique ya de Remestién por armas e trançes en Bala sobraste; pues non menos farias quando te fallaste en Ras con aquel señor de Charní, donde con tantos honores así tu rey e tus regnos e manos onrraste.
Luego nada. Ante el Vaudeville, un trapero rebuscaba en la cuneta. Su farolillo vacilaba a ras del suelo. Le pregunté: –¿Amigo, qué hora es?
A veces, se tropezaban en el aire; otras se dejaban caer juntos, llegando hasta el ras de la jaula, rozándola con sus temblorosas patitas.
KYRIE Clemencia divina te llamo… Al borde del canto, te clamo… Al ras de la belleza, te aclamo… Al compás de tu armonía, te alabo...
Después de revelarle ésta su cuita y de escuchar humil- demente la merecida reprimenda, el sagaz arzobispo Las He- ras la hizo vestir la sotana, manteo y birretillo de su secre- tario, encaminándose al Carmen con el improvisado familiar.