rastrera


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para rastrera

arrastradera

Sinónimos

Sinónimos para rastrera

Ejemplos ?
Además, se registra todo otro dato que el coleccionista considere de relevancia y que no pueden ser observados con posterioridad, como por ejemplo, el tamaño y aspecto de la planta entera (si se cogió sólo un trozo), el hábito (si es rastrera, trepadora, bulbosa), su abundancia relativa, el estado fenológico (si tiene hojas para las plantas de hoja caduca, estado de la floración, fructificación, etc.), datos de uso y nombres vulgares obtenidos de la gente del lugar.;Prensado Para preparar una planta colectada a campo y destinada al herbario es necesario secarla y deshidratarla bajo presión lo más rápidamente posible.
Castellano: ajarje, anavio, arándano de nebrera, azotacristo, cimbro, ciprés, enebro, enebro achaparrado (3), enebro común, enebro de cuervos, enebro de las montañas de León, enebro de peñas, enebro enano (2), enebro postrado, enebro rastrero (7), gorbicio, gorbizo, gorbizu, gurbiezo (2), gurbizu (2), jabino (5), neblera, nebrera, noblera, nobrera, nublera, olmo, pino, sabina, sabina morisca (6), sabina rastrera (2), sabino, sestia.(el número entre paréntesis indica las especies que tienen el mismo nombre en España) Terminología descriptiva de las plantas Historia de la Botánica Características de las cupresáceas CONABIO.
Esta última, producto de su falsa abstracción, es efectivamente un ser estúpido, inanimado, inmóvil, incapaz de producir la menor de las cosas, un caput mortum, una rastrera imaginación opuesta a esa bella imaginación que llaman Dios, ser supremo ante el que la materia, la materia de ellos, despojada por ellos mismos de todo lo que constituye la naturaleza real, representa necesariamente la suprema Nada.
Varón es él como el que más; y si bien su fama no es de aquéllas que al oro y al poder prodiga la rastrera adulación, sino recatada y silenciosa como la que al mérito y la virtud tributa a veces la justicia; no por eso a mi entender debe dejarse arrinconada en la región epigástrica de las innumerables criaturas a quienes da gusto y robustece, puede decirse, con la sangre de sus propias venas.
Y aunque me ha quitado ensueños, largas noches de tristeza; a pesar de sus ortigas que envenenan o de su vida rastrera, creo que es buena, sólo pasa que...
No brillaba en los linderos la luciérnaga rastrera, no había parleras aves que cantaran en la selva, ni insectos que susurraran entre la flexible hierba; no había pajizas flores que en los céspedes crecieran, ni pastores que velaran, ni silbado ras culebras, ni lobos que con la luna cruzaran por la pradera; que es la noche, sobre obscura, de Diciembre, opaca y negra, y húmeda, gruesa y pesada, acosa al aire la niebla.
Cómo no admirar el estro y la majestad de estos endecasílabos, en que aludiendo a España, dominada a la sazón por los afrancesados y por las bayonetas del emperador, dice Olmedo: «Aquella que llenó toda la tierra con hazañas tan dignas de memoria, en sus débiles hombros ya ni puede sostener el cadáver de su gloria!» Con los albores del siglo XIX la poesía en el Perú deja de ser rastrera y gongorina para convertirse en digna e inspirada; y aunque la oda no es de las más felices producciones del poeta, cábele al inmortal cantor de Junín la gloria de haber sido el primero que del ejercicio de las musas hizo un sacerdocio, arrojando del templo de Apolo a los histriones que lo profanaban.
Y a la calumnia ignívoma, y al odio emponzoñado, y a la rastrera envidia, y a la procaz injuria, correspondió en silencio con el perdón sagrado, y dominó impertérrito la desatada furia de la protervia hostil.
Pero su espíritu sólo estaba ocupado por vanidades de sociedad y por inclinaciones sensuales, egoístas y prosaicas: era lo que habían hecho de él la vida frívola, sin ideas, de instinto y rutina, de sensualidad rastrera y trivial en que desde el nacer se la había tenido metida como en una pajarera.
Pero el arte humano condenado a vivir de la rastrera imitación, estará eternamente privado de contemplar y de copiar cuadros que sólo se presentan entre misterios a los ojos de Dios, como se presentaba el de María a la media luz de la tarde.
La lucecita, siempre pestañea en el mojinete lejano de la choza, esperando, inquieta, la vuelta silenciosa, rastrera, de los que han salido.
baeticum), jaranzo; del sur de la península Ibérica.: Rhododendron ferrugineum L., rododendro; en alpes y pirineos.: Louseleria: Louseleria procumbens (L.) Desv., de alpes y pirineos, muy relacionado con el anterior.: Azalea: Azalea indica, ornamental.: - Anteras con apéndices: Arbutoideae: Arbutus: Arbutus unedo L., madroño.: Arctostaphylos: Arctostaphylos uva-ursi L. Sprengel, gayuba, uva de oso, rastrera.