Ejemplos ?
Doña Petra subía la calle un poco amostazada, pero reprimiéndose; no quería manifestar sus recelos; no había forma decorosa de hacerlo delante de la niña.
Las plenipotencias, penetradas por la esperiencia de esta verdad, que llega à ser un axioma, quieremos cortar de raiz este fomes, poniendo à las Provincias en un equilibrio, que al paso que alejase aquellos recelos, asegurase la igualdad y la prosperidad.
Pero, con todo, lo que vemos es que ninguna ha querido ceder en esta parte: que todas se han reputado iguales, y que la suprema junta de Granada, tratando de la reunión de vocales de que se debía componer la central, en oficio de 24 de julio del pasado, le dice a la de Sevilla que nombre dos de sus individuos, como lo hacen todas las demás, para guardar, por este orden, la igualdad en el numero de representantes, evitar recelos que de otra manera resultarán...
Pero en este siglo, en Chile, en esta reunión, que yo miro como un homenaje solemne a la importancia de la cultura intelectual; en esta reunión, que, por una coincidencia significativa, es la primera de las pompas que saludan al día glorioso de la patria, al aniversario de la libertad chilena, yo no me creo llamado a defender las ciencias y las letras contra los paralogismos del elocuente filósofo de Ginebra, ni contra los recelos de espíritus asustadizos, que con los ojos fijos en los escollos que han hecho zozobrar al navegante presuntuoso, no querrían que la razón desplegase jamás las velas, y de buena gana la condenarían a una inercia eterna, más perniciosa que el abuso de las luces a las causas mismas porque abogan.
Al merendar en el sotillo, a la margen del arroyo que promediaba el camino, habló poco. No recordó sus pasados recelos y temores, no los tuvo otra vez y no quiso dormir o fingir que dormía.
En cualquier caso lo que Olivares quiere decir está muy claro: que los súbditos de la Corona de Aragón no deben ser excluidos de la gobernación de la monarquía, que a pesar de ello extrañamente los castellanos les tienen recelos y que los aragoneses tienen motivos para estar dolidos por ser considerados desiguales y quedar ante el rey incluso detrás de los que fueron conquistados, es decir, los navarros y el imperio de Indias.
Sumido en pesares, y triste y lloroso, noticias ansioso de ti pediré: y acaso diranme con voz dolorida: «Tu Lesbia te olvida tu Lesbia es infiel». Yo te ofendo, adorada: sí; perdona a tu amante infeliz estos recelos.
El Rey, que lo deseaba con ansia para disipar los recelos que en globo se le presentaban y sacudir cuanto antes el yugo de las tropas que lo oprimían, dispuso facilitar esta entrevista trasladandose a la ciudad de Burgos, y desde allí a la de Vitoria, persuadido, y tal vez asegurado, de que en cualquiera de estos puntos se presentaría el Emperador sin excusas, y con más facilidad que en la capital del Reino; pero le salieron vanas sus esperanzas, pues ni se trasladó aquél a las inmediaciones de Irún, para donde finalmente tuvo la falsa precaución de citarle, ni se movió de Bayona, a donde había resuelto sorprenderle.
¿A qué viene, señor Aguirre, su impertinente pregunta, sino a confundir nociones, enredar hechos e infundir recelos contra los jerarcas a quienes parece tener usted en tanta estima?
Lo que más color daba a estos recelos, lo que los elevó a pánico, fueron unos anónimos sombríos y preñados de amenazas, cerrados con migas de pan y escritos por mano indocta, que rezaban así: «Muerciélagos: encomendad vuestras almas a Dios; llegó vuestra última hora.
Para ello debe ir un competente número de vocales, igual por lo menos al de las provincias de España, para evitar desconfianzas y recelos, y para que el mismo pueblo de América entienda que está suficiente y dignamente representado.
Restablecída así la situación, reconocido de nuevo el orden de la justicia y de la caridad y reconciliados los pueblos entre sí, es de desear, venerables hermanos, que todos los Estados olviden sus mutuos recelos y constituyan una sola sociedad o, mejor, una familia de pueblos, para garantizar la independencia de cada uno y conservar el orden en la sociedad humana.