receloso

(redireccionado de recelosa)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • adjetivo

Sinónimos para receloso

Sinónimos para receloso

Ejemplos ?
Por el desarrollo representa de once a doce años lo más; pero si su cuerpo desmedrado parece de niño, sus facciones están ajadas por la miseria y su expresión es precozmente cauta y recelosa.
En estas y otras cavilaciones hallábase Román escondido entre el espeso ramaje del árbol, cuando vio llegar con tardo paso y mirando a todas partes con faz recelosa un hombrecillo envuelto en un capote lleno de remiendos.
Amat pasó muchos meses sin visitar a la iracunda actriz, la que tampoco se atrevía a presentarse en el teatro, recelosa de la venganza del público.
-No sé poiqué, camará -dijo Cayetano, a la vez que ponía en torno suyo una mirada recelosa-, pero me está dando er corazón que vamos a tener una miajita de ruío, y lo sentiría más que ná por ti, que tendría mal ange eso de que por ser la primera vez que sales tú te recibieran de tan malita jechura.
La profesora de piano pisó la antesala toda recelosa y encogida. Era su actitud habitual; pero aquel día la exageraba involuntariamente, porque se sentía en falta.
La princesa sobre todo parecía siempre preocupada y recelosa, aunque intentaba ocultar sus sensaciones a las perspicaces miradas de sus súbditos.
Ven a este mirador, ven y presencia La primera entrevista cariñosa Tras largo tedio y dolorida ausencia Del rubio sol y su morena esposa; Ella no ha desceñido todavía Su sayal melancólico de duelo Y en su primer sonrisa de alegría Con llanto de dolor empapa el suelo. No esperaba tan pronto al tierno amante Y recelosa en su contento llora.
Los palanqueros cruzáronse una mirada recelosa y el patrón respondió evasivamente, al cabo de un rato, con la frase con que contesta el llanero taimado las preguntas indiscretas: —Voy a decirle, joven: Yo vivo lejos.
Desiertas estan las calles, Las puertas cerradas todas, Las centinelas ocultas Y bajo techo las rondas. No hay una sola ventana En donde aceche ó se esconda Una doncella atrevida Ni una madre recelosa.
Su rostro, lleno de arrugas con ojos oscuros y tristes, tiene una expresión humilde, resignada. Parece muy inquieta y recelosa, y a medida que los árboles disminuyen hácese más visible su temor y sobresalto.
Escucha, recelosa de la sombra, la blanda codorniz que al nido llama y al sentirnos parece que te nombra y que por verte se empinó en la rama.
Los obreros fijaban una mirada recelosa en cada lucecilla que brillaba en las tinieblas, creyendo ver a cada instante aparecer aquel blanquecino y temido resplandor.