rezar

(redireccionado de recen)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para rezar

orar

Sinónimos

Sinónimos para rezar

Ejemplos ?
Conque, lectoras mías, ya que conocen ustedes la historia del refrán, les pido gracia para que no me lo recen por esta mi manía de desenterrar antiguallas.
Además de esto, la misericordia de Dios usa de benignidad con los buenos para regalarlos después y conducirlos a la posesión de los bienes celestiales; y su severidad y justicia usa de rigor con los malos para castigarlos como me recen...
Ella organizó a las mujeres cristianas y musulmanas de Monrovia, Liberia, para que recen por la paz, para que dicha acción también sirva como una protesta de no-violencia.
Así existe el «rosario misionero», el «rosario de las familias», el «», «», y «» La Iglesia católica señala quince promesas que el beato Alano de la Roca (en francés, Alain de La Roche) declaró recibir de la Virgen María, destinadas a quienes recen devotamente el rosario.
Las promesas son las siguientes: El que me sirva, rezando diariamente mi Rosario, recibirá cualquier gracia que me pida. Prometo mi especialísima protección y grandes beneficios a los que devotamente recen mi Rosario.
Las hipótesis de cambio global son intrínsecamente complejas, impactando individuos y poblaciones directa o indirectamente, y puede tomar años o décadas para ponerse de manifiesto Whalter, G-R., Post, E., Convey, P., Manzel A., Parmesan, C., Beebee, T., Fromentin, J.-M., Hoegh-Guldberg, O. & Bairlein, F. (2002) Ecological responses to recen climate change. Nature 416, 389-395.
Socorreré en todas sus necesidades a los que propaguen mi rosario. Todos los que recen el rosario tendrán por hermanos en la vida y en la muerte a los bienaventurados del cielo.
y por con siguiente recibieron otro mensaje de la Virgen María en esa misma noche:: Recen mucho hijos míos, dios los escuchara muy pronto, Jesús, mi hijo amado se deja mover a su compasión, está abierto a sus plegarias....
Gullander recibió críticas adversas; e inclusive el Colegio donde Lilja estudió lo criticó. Recen en 1833 vuelve a escribir poemas, que publica en la Revista Skånska Correspondenten.
La académica Sondra O´Neale declara que el título es "un mandato del nuevo testamento para que las almas viajeras recen y conversen mientras esperan pacientemente por la salvación".
Viendo que es un hombre valiente, le solicita que entregue una jarra de bronce para los pobres, otra de plata para que recen por su alma y, a cambio, se puede quedar con una jarra de oro que se encuentra en el lugar.
Cuenta Hipólito Marcial Rojas que: «La luz blanca que aparece en la falda del cerro es buena, donde entra hay que clavar un puñal y al otro día ir a cavar(...) va a encontrar oro y plata. De la luz roja huyan o recen el Rosario, se dice que es luz mala, tentación del diablo».