rehuir

(redireccionado de rehuían)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para rehuir

Sinónimos para rehuir

rehusar

Sinónimos

Ejemplos ?
Según el papa León I, muchos pecadores esperaban los últimos momentos de la vida para pedir la penitencia, y una vez que se sentían recuperados de su enfermedad, rehuían al sacerdote para evitar someterse a la expiación.
De tal modo siguió a su antiguo presidente August Bebel, quien antes de su muerte en 1913 había dicho: Además, los diputados del SPD temían perder votos e influencia en el Reichstag, así como una posible proscripción del partido si rehuían su “deber patriótico”.
El Estado Mayor, con un personal cada vez más numeroso, empleaba a miles de oficiales que rehuían el frente y se entregaban a inútiles trabajos en comités diversos de nulo resultado.
En Bengala rural que se dirige como Poshenjit. Su base de fans rural le llevó a hacer muchas películas que tenían historias rústicas, películas intelectuales rehuían.
En tal sentido, un punto fundamental era reorganizar el sistema de explotación de las minas de plata de Potosí, basada en la mita minera, que no cumplía a cabalidad su objetivo. Sucedía que los indios rehuían cumplir con la mita, debido a lo gravoso y perjudicial que les resultaba tal oficio.
Al estar dotado de una fuerza prodigiosa sometía a los vencidos o a los que rehuían de la lucha a una muerte terrible: doblaba los troncos de árboles cercanos uniendo sus ramas y ataba en ellas los miembros de sus víctimas, despedazándolos cuando soltaba los troncos y los árboles volvían a su posición original.
Los sefardíes cocinaban a menudo en aceite de oliva (por ser un alimento kosher), rehuían del uso de tocino (prohibido por las normas dietarias judías).
Pero los leones lograban desgarrar la piel del animal y tragaban los intestinos y la negra sangre; mientras los pastores intentaban, aunque inútilmente, estorbarlo, y azuzaban a los ágiles canes: éstos se apartaban de los leones sin morderlos, ladraban desde cerca: rehuían el encuentro de las fieras.
Debido a su aspecto inusual y su valor a veces casi suicida, se les apodaba en público como "deliler" (los locos), y "serdengeçtiler" (dadores de cabeza, en el sentido de aquellos que ya han dado su cabeza al enemigo y no les preocupa si vuelven vivos o muertos). Usaban arcos y flechas y rehuían el choque directo, usando la táctica de disparar mientras el caballo retrocedía.