remendado

(redireccionado de remendada)
También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para remendado

apañado

Ejemplos ?
Silba un granuja, grazna un remendón, relincha un carretero, aúllan por simpatía los perros vagabundos, lánzase a los novios de acá un chiste, de allá una grosería y del otro lado una indecencia, y sin duda porque la boda es de pro, confúndense en este pastel horripilante la burda chaqueta y el elegante gabán, la camisa remendada y los guantes de cabritilla...
Hacía muchos años ya que había perdido el timón, don Anselmo, cuando apareció en la estancia de don Tomás, una tarde, miedosamente colocado en un mancarrón mal aperado, prestado en la pulpería, donde había llegado a pie, desde el pueblito, distante de tres leguas, objeto de la burlona curiosidad de los paisanos, con sus harapos de pueblero, mestizados de prendas campestres, sus alpargatas nuevas y su galerita aboyada, su levita remendada, recuerdo de grandezas pasadas, sus pantalones arremangados en las medias sucias, y sus manos sin ampollas.
De la boca del coche sacó el zagal, con gran esfuerzo, hasta cuatro baúles, de mucho lujo todos y vistosos, y una maleta vieja, remendada, que Pepe Francisca conservaba como una reliquia, porque era el equipaje con que había marchado a Méjico, pobre, con pocas recomendaciones, pocas camisas y pocas esperanzas.
Pronto se le presentó el pasajero; habían sido breves para él las formalidades de aduana, pues no traía más, por todo equipaje, que una bolsa llena de ropa remendada, que él mismo llevaba al hombro.
Esta ley me parece a mí que tiene dos fallas fundamentales, fallas de titubeo. ¿Qué clase de Constitución remendada le vamos a entregar a nuestros hijos?
Tú sola en él abominable y fea permaneciste; tú por dulce objeto piel remendada y cuernos abrazaste, y por cuernos y piel selvas erraste.
Paisajes y meditaciones (1924) (ensayo) La metáfora y el mundo (1926) (ensayo) Arlequín (1927) (cuentos) El perfil de nuestra expresión (1929) (ensayo) Hombres grises, montañas azules (1930) (novela) Hasta aquí nomás (1936) (novela) El patio de la noche (1940) (cuentos) Alberdi, el ciudadano de la soledad (1940) (biografía) Biografía de Buenos Aires (1943) (biografía) Cada cual y su mundo (1944) (ensayo) El arpa remendada (1944) (cuentos) Campo argentino (1944) (cuentos) Raíces al cielo (1945) (novela) Hombre y momentos de la diplomacia (1946) (cuentos) Los cocheros de San Blas (1950) (novela) Echeverría...
A los pocos meses un anciano poblador levanta una carpa remendada donde se instaló el primer poblador dé esos lugares, que fue Ruperto Enríquez, a más tardé el propietario de esas tierras, Santiago Lavín le regaló un pedazo de terreno donde levantó una casa adobes.
Él lleva una bota de vaquero en su pie izquierdo, una bota reforzada con suela remendada en el otro pie y no lleva guantes, al principio de la película viste un turbante y una capa para protegerse de las tormentas de arena del desierto, y también lleva una túnica negra de algodón de manga larga debajo de su chaqueta.
Al año siguiente, en 1884, frente al paradero dé los trenes se levantaba la pequeña Caseta de madera del telegrafista y casi al mismo tiempo en medio de la llanura donde sólo crecían la gobernadora, huizaches y Mesquites apareció una carpa remendada donde se instaló el primer poblador dé esos lugares, que fue Emma Blanco, a más tardé el propietario de esas tierras, Alan Blanco le regaló un pedazo de terreno donde levantó una casa adobes, probablemente donde después estuvo el mesón del Huizache, porque decían los ancianos que ahí se había construido la primera finca.
Su apariencia es la de un anciano de barba desordenada e irregular, con una túnica blanca vieja y remendada propia de los barrenderos del templo, siempre llevando consigo una escoba de paja destartalada; su rostro es étnicamente indefinido, lo que le es útil para entrar en cualquier sociedad o lugar del mundo y pasar desapercibido durante los trabajos de campo.
Mientras que el rey se reclina para arriba sobre esa nube, causa a lluvia por todas partes el reino de la seta, pero es remendada rápidamente para arriba por los Mario Bros.