remendado


También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para remendado

apañado

Ejemplos ?
Ocupadas las sillas y el estrado, salió Trebejos, gato remendado, y sacando a la bella Gatiparda, comenzaron los dos una gallarda, como en París pudiera Melisendra; y luego, con dos cáscaras de almendra atadas en los dedos, resonando el eco dulce y blando, bailaron la chacona Trapillos y Maimona, cogiendo el delantal con las dos manos, si bien murmuración de gatos canos.
Muere de hambre un caballero pobre, no tiene con qué vestirse, ándase roto y remendado, o da en ladrón y no lo pide, porque dice que tiene honra, ni quiere servir porque dice que es deshonra.
La Alameda ofrecía en ocasiones tales el aspecto de una reunión de rotosas y mendigas; pero así como el refrán reza que tras una mala capa se esconde un buen bebedor, así los galanes de esos tiempos, sabuesos de fino olfato, sabían que la saya de más tiritas y el manto más remendado encubrían siempre una chica como un lucero.
Además desto os mandamos que no seáis atrevidas las pecadoras chabacanas y badeas a vestir leonado, rosa seca ni calzar media naranjada, traer apretador de oro ni alumbrarse con vela, sino como cotorreras capuchinas, vistáis remendado, durmáis en el suelo, pues por vuestras llagas y bubas entendéis más de velas que de pabilos.
Si es pobre, el domingo y los días de grandes fiestas salen del fondo del arca las bien conservadas galas: mantón ó pañolón de Manila, rica saya y mantilla para ella; y para el marido una camisa bordada con pájaros y flores, blanca como la nieve, un chaleco de terciopelo, una faja de seda encarnada ó amarilla, un marsellé remendado, unos zahones con botoncillos de plata dobles y de muletilla, y unos botines prolijamente bordados de seda en el bien curtido becerro.
La habitación, en la planta baja, la única de la vivienda, tenía al fondo contra la pared una ancha cama sin cortinas, mientras que la artesa ocupaba el lado de la ventana, uno de cuyos cristales estaba remendado con una flor de papel azul.
que en rigor pondré un remidiendo en su honor quitando un jirón al mío: y en habiendo sucedido, habremos los dos quedado, él con honor remendado y yo con honor rompido.
No obstante, lejos de decir explícitamente «aceptamos», todos, y el primero el alcalde, dirigieron sus miradas inquietas a un rincón de la sala donde estaba sentado un viejo con calzón corto remendado, montera bajo la cual asomaban, entrecanos y nada limpios, dos mechones de pelos, uno sobre cada sien y de un palmo de largos, según la antigua moda, chaqueta al hombro y un garrote chamuscado con el que hacía garabatos sobre el polvo del suelo, fingiéndose distraído.
Soc., IV, 1, 1831 arrebolera, bella de noche, buenas noches, buenas tardes, clavellina, diego, diego de noche, dompedro, dompedros, dondiego, don diego de noche, dondiego de noche, don diegos de noche, don juan de noche, donjuán de noche, don pedro, don Pedro, don pedro de llamas, don pedro desmayado, don pedro enamorado, don pedro pintado, don pedro remendado, don Pedros, don pedro salpicado, falsa jalapa, flor de Panamá, galán de noche, hierba triste, jalapa, jalapa falsa, jazmines de Méjico, jazmines de México, juan de noche, maravilla, maravilla de Indias, maravilla del Perú, maravilla de noche, maravillas de Indias, maravillas de noche, noches, pedros, pepicos, pericón, pericones, pericos, periquitos, sampedros, san pedros, suspiros, trompetilla.
Tin Tan Mi campeón (1951).... Tin Tan (intervención musical) Chucho el remendado (Continuación de "El Ceniciento") (1951).... Valentín Gaytán El Ceniciento (1951)....
que no fue para guardar en la memoria...”, por “exceso de paseítos” y de “pases de atraso” de la delantera santafereña, y por ser el Alianza un equipo “improvisado, remendado, con varias unidades del Sport Boys que remplazaron las que permanecieron en Lima para el campeonato suramericano”.
Su éxito puede deberse, en parte, a los diferentes cambios que jalonan el libreto: escenas trágicas que contrastan con otros pasajes más ligeros, a veces cómicos (personajes como Frasquita, Mercedes, Dancaire o el Remendado), equilibrio entre escenas de algarabía con coros y figurantes, y otras más íntimas en las cuales las solistas pasan a primer plano, etc.