remiendo

(redireccionado de remiendos)
También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con remiendos: holgadas
  • sustantivo

Sinónimos para remiendo

compostura

Ejemplos ?
Traía en la capa remiendos sobre sano, hacía del desaliño santidad, contaba revelaciones, y si se descuidaban a creerle, hacía milagros.
Una larga manta descolorida y llena de remiendos cae en pesados pliegues hasta cera de las rodillas, y sus pies descalzos que se arrastran, al andar dejan tras de sí un ancho surco en la espesa capa de polvo que cubre el camino.
Un mal sombrerillo gacho amarillento, curtido del polvo y del sol; una zamarra de piel; calzón de paño burdo; polaina o botín de cuero; sajones de cuero pendientes de la cintura; por calzado un pedazo de piel sin curtir, sujeto a la pierna con cordeles; una canana alrededor del cuerpo; un morral de piel; perdigonera y polvorín de cuerno y una escopeta sencilla, vieja, antiquísima, de cañón largo, de chispa, llena toda de remiendos y composturas, escopeta sin embargo que ninguno de ellos cambiaría por otra de dos cañones y pistón del mismo Delpire, y escopeta que jamás les falta.
Esta expansión sostenida no ha dejado de dar lugar a agudos problemas, de tal manera que el Presidente de la República, Miguel de la Madrid Hurtado, ha planteado la necesidad de introducir en el sistema educativo no simplemente parches o remiendos...
Ver tanto gato, negro, blanco y pardo, en concurso gallardo de dos colores y de mil remiendos, dando juntos maúllos estupendos, ¿a quién no diera gusto, por triste que estuviera, aunque perdido injustamente hubiera un pleito, que es disgusto, después de muchos pasos y dineros, para leones fieros?
Trae también una vara de azucenas. Su humilde hábito franciscano está lleno de remiendos, señal inequívoca de pobreza. Es su semblante juvenil, pálido, ardoroso, calenturiento, porque la devoción le inflama, y sublime, místico amor le espiritualiza.
Los Romanos naturalizaron con la victoria tantas voces en nuestro idioma, que la sucede lo que á la capa del pobre, que son tantos los remiendos, que su principio se equivoca con ellos.
Calzaba alpargatas, con la lona cosida con tientos en la suela deshecha. Vestía una bombacha brasilera mal zurcida y llena de remiendos.
¿ Sigues pensando en los años cuando soñábamos en academias, Escuchando los antiguos maestros cosiendo las ropas del tiempo, Cogiendo los cadáveres de los instantes desde sus libros Y buscando en remiendos la sabiduría ?
Muy cansado, el sobretodo, muy usado, con botones de diferentes parroquias; el género, antiguamente negro, al parecer, había de haber sido, después, verdoso, para lograr, al fin, su color actual: amarillento. En partes, llevaba remiendos de otros géneros, de colores más o menos aproximados al primitivo.
Las gradas de San Lorenzo estaban desiertas, y sólo se paseaba en ellas un viejecito enclenque, envuelto en una capa, vieja como él, pero sin manchas ni remiendos, y cubierta la cabeza con el tradicional sombrero de vicuña.
Chiripa, a quien había sorprendido la tormenta en el Gran Parque, tendido en un banco de madera, se había refugiado primero bajo la copa de un castaño de Indias, y en efecto, se había mojado ya las dos veces de que habla el refrán; después había subido a la plataforma del kiosko de la música, pero bien pronto le arrojó de allí a latigazo limpio el agua pérfida que se agachaba para azotarle de lado, con las frías punzadas de sus culebras cristalinas. Parecía besarle con lascivia la carne pálida que asomaba aquí y allí entre los remiendos del traje, que se caía a pedazos.