remontar

(redireccionado de remontó)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo
  • pronominal

Sinónimos para remontar

elevar

subir

Ejemplos ?
Un nuevo César avanzó altivamente por las calles de Roma resucitada, y con velas de púrpura y remos movidos al son de las flautas, otra Cleopatra remontó el río, hacia Antioquía.
La descendencia que de ahí nacerá, mezclada con la sangre ausonia, verás que excede en piedad a los hombres y aun a los dioses: ningún linaje celebrará jamás con igual pompa tus honores.” Condescendió con esto Juno, inclinando la frente en señal de anuencia, y llena de gozo, abrió su mente a otros pensamientos; luego, abandonando la nube en que estaba, se remontó al cielo.
Y con ahijús y terribles invectivas en guaraní (bien que alegres todos) despidieron al vapor, que debía ahogar en una baldeada de tres horas la nauseabunda atmósfera de desaseo, pachulí y mulas enfermas que durante cuatro días remontó con él.
El compadre y Antoñico tiraron de las cuerdas, y lentamente se remontó la vela latina, estremeciéndose al ser curvada por el viento.
En los campos, las mieses ondeaban como el mar; en los ribazos crecían flores rojas y amarillas, y en los setos prosperaba el lúpulo silvestre y la florida enredadera. Al anochecer se remontó la luna, grande y redonda; los montones de heno de los prados esparcían su agradable fragancia.
También Mendiburu en su Diccionario Histórico consagra un artículo a don José Hurtado y Villafuerte, hacendado en Arequipa, quien por los años de 1510 domesticó un cóndor, el cual se remontó hasta la cumbre del más alto cerro de Uchumayo, llevando encima un muchacho, y descendió después con su jinete.
El temor de perecer enterrado vivo sin que pudiera saciar su rabiosa sed de venganza, le dio fuerza, y ágil como un acróbata se remontó por la cuerda tirante y se encontró fuera de la excavación.
Mi fama había salvado todas las cumbres, como ese águila que acaba de desaparecer por el Mediodía... Pero ¡ay!, nunca se remontó hacia el cielo tanto como ella...
VIII Concibió para un mundo de tristezas la ensoñación florida de sus ansias, —erosión sin fin— y remontó su soledad de estepa, quinta esencia de sus tierras, a la región de las oscuras infinitas, calcáreas tumbas, subsuelos secos, para vivificar su sed...
Un día el Amor desplegó sus alas y se remontó al infinito y como hallase a su paso al águila que bogaba en el azul, le dijo: -Mi reinado ha concluido.
El muerto era uno de nuestros colonos que llevaba una de nuestras heredades cuando habitábamos en Naxos. Un día, que había bebido con exceso, se remontó y encarnizó tan furiosamente contra uno de nuestros esclavos, que le mató.
Dijo el querub y remontó su vuelo A la eterna mansión del alto cielo Con pura brillantez; Y el hombre y su afligida compañera Cubrieron con las hojas de una higuera Su triste desnudez.