rencor


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para rencor

Sinónimos para rencor

encono

Sinónimos

Ejemplos ?
El padre quedó arruinado, las preocupaciones y los infortunios lo paralizaron, y Antón hubo de pensar en otras cosas que no tenían nada que ver con su amor perdido y su rencor a Molly.
Todo discurre según sus sabios designios. ¡Qué podía hacer ella para evitarlo! ¡Y yo que le he guardado tanto rencor! Transcurrieron años.
Con tal rencor aborreció los tiranos, que, siendo niño y concurriendo a unos juegos con Fausto, hijo de Sula, y encareciendo el poderío de su padre con grandes encarecimientos, Casio le dio una bofetada.
Y veía alejarse con una mirada de odio y rencor a quienes lo habían socorrido, como si experimentara una intensa amargura, una larga envidia por saber que ellos sí eran felices, que ellos sí podían tener todo lo que se vendía y que eran capaces de combatir abiertamente en esa lid perruna por comprar lo deseado, seguros y confiados de sí mismos...o por lo menos así parecían.
Cede a las palabras gentiles y no te opongas a los actos provechosos. No guardes rencor al amigo por una falta leve. Estas cosas hazlas en la medida de tus fuerzas, pues lo posible se encuentra junto a lo necesario.
Y en su desnudez volátil afrontaba valeroso los peligros, sin desmayar en el vértigo de su lid a cuestas... Y en pie, inmaculado de rencor, levantaba el rostro indemne, victorioso de perdón sobre los precipicios traidores...
Que en el empeño De ver su dueño Solo consiga Mayor fatiga Este si que es tormento y dolor fuerte Y este golpe me da mi dura suerte. Mil males en tu amor he tolerado Sin ver lo fino de nuestra inocencia El odioso rencor ¡Dura inclemencia!
Pero no añadamos, a las reales presiones de la inflación, la de nuestra ambición, la de nuestro propio provecho, la del abuso e, incluso, la del rencor.
El odio, el rencor, la envidia, la venganza, la ira, la codicia, el desprecio, los prejuicios, la mentira, la humillación, la injusticia, la miseria, la indignidad eran cenizas, escombros, ruinas...
En el segundo, no se ignora que después de trabada la contradicción, y por más agrio que sea el motivo que arrastró hacia ella, existe la posibilidad de que las armas vuelvan a descanso y la seguridad de que, de cualquier modo, pasará el arrebato sin dejar rastros de venganza o rencor en las almas.
Con los dedos trabados entre los ojales del chaleco, el director proyectaba una mirada sagaz, a través de los párpados entrecerrados, al tiempo que sin rencor examinaba el demacrado semblante de Erdosain, que permanecía impasible.
Es probable que alguna vez murieron los hombres centenarios dulcemente, cual una luz que se extingue, satisfechos de acabar sin protesta y sin rencor para la muerte, saciados de sus días, como dice la Biblia.