rencoroso

(redireccionado de rencorosas)
También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para rencoroso

Ejemplos ?
–No son meramente dos islas floridas, de elementos aún disociados, lo que vamos a sacar a luz, sino a salvarlas y servirlas de manera que la composición hábil y viril de sus factores presentes, menos apartados que los de las sociedades rencorosas y hambrientas europeas, asegure, frente a la codicia posible de un vecino fuerte y desigual, la independencia del archipiélago feliz que la naturaleza puso en el nudo del mundo, y que la historia abre a la libertad en el instante en que los continentes se preparan, por la tierra abierta a la entrevista y al abrazo.
Esto no será posible si no aprovechamos las experiencias y, olvidando actitudes rencorosas, no nos esforzamos por buscar solución inteligente y constructiva a nuestros problemas.
Ni una sonrisa aparecía en sus labios contraídos ni disminuía un ápice la llama que iluminaba sus miradas rencorosas de criminales empedernidos.
Habiendo escuchado los argumentos de ambas partes de manera informal, las autoridades de Gobierno en Inglaterra no se dejaron impresionar por las acusaciones de Macarthur y Johnston contra Bligh, o por las cartas rencorosas de Bligh, acusando a figuras clave en la colonia de conducta inaceptable.
Las prostitutas Elicia y Areúsa odian en el fondo a los hombres y a las aficionadas como Melibea; son rencorosas, envidian a Melibea y pretenden que Centurio vengue la muerte de sus amantes, los criados de Calisto.
Su archienemiga es Penny Kilbrath, la hija de la señora Kilbrath, la directora de su escuela. Lulu las llama "un par de brujas malolientes, sucias, desagradables y rencorosas".
Esta escisión social se reflejaba también en las capas inferiores: "Los plebeyos, a su vez, estaban escindidos en las cofradías de San Antonio y San Lázaro, que eran tan rencorosas en sus relaciones como salamanquinos y sorboneses".
Tras la batalla final, Scar es derrotado por su sobrino y es asesinado por las rencorosas hienas (Scar, quien era demasiado cobarde para pelear contra Simba, acusó a las hienas como las enemigas, diciéndole a Simba que provocaron todo esto, sin saber que ellas escucharon todo).
Las actuales damiselas en apuros pueden incluso convertirse en villanas cuando no son rescatadas o sufren una traición que las deja en una circunstancia concreta, que hace que se vuelvan rencorosas, o son de hecho villanas lo suficientemente complejas como para simular estar en apuros, sólo para demostrar su auténtica personalidad en el momento adecuado.
En esta obra se desarrollan los conceptos psicológicos, comenzando por el planteamiento del personaje principal sobre ser un santo o un criminal, haciendo del personaje un ser con necesidad de reconocimiento y valoración por parte de la sociedad, llegando a esto mediante un papel de criminal, pero no cualquier criminal sino un asesino que cometiese un crimen gratuito que no se dejara llevar por cuestiones económicas, rencorosas, vengativas o pasionales, un crimen sin ningún motivo por el cual la sociedad se quedara confusa por no encontrar motivo del asesinato.
Con sus nuevos y horribles poderes, la que fue Silvanas Brisaveloz ha llamado a los espíritus de sus camaradas caídas, que retornan del oscuro Abismo convertidas en terribles y rencorosas almas atormentadas.