renegar

(redireccionado de renegó)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para renegar

detestar

Antónimos

abjurar

Antónimos

blasfemar

Sinónimos

Sinónimos para renegar

Ejemplos ?
Al cumplir 12 años, Margarita se bautizó. Cuando lo supo su padre, renegó de ella. Un día, cuando Margarita ya tenía 15 años, estaba cuidando a unas ovejas que pastoreaban.
Fue presentador, en 1993, del programa Código uno, sobre la actualidad de la crónica negra, en Televisión Española, programa del que renegó públicamente y abandonó por considerar que contenía "basura".
Durante el reinado de Tiberio, el emperador renegó progresivamente de sus tareas delegándolas en otros hasta que finalmente se retiró a la Isla de Capri, dejando gran parte de la administración del Imperio en manos de Sejano.
Blanca nunca deseó el matrimonio y hasta en tres oportunidades renegó de éste, pero, obligada por el rey Juan II, su padre, su cuñado y hasta por su propia hermana Juana, acepta su destino.
La muerte de Druso frustró sus planes y Tiberio renegó definitivamente de sus responsabilidades cediendo todo el poder a Sejano, en espera de que crecieran los hijos del gran general Germánico.
La producción poética de estos años no es muy abundante, e incluso el poeta renegó de ella años después y situó el inicio de su creación poética en Ángel fieramente humano, dado que había dejado de comulgar con los preceptos clericales y cristianos de estos poemas.
Esta influencia sólo comenzó a debilitarse en la década de 1820, con la aparición de un nuevo grupo de poetas, el denominado "Círculo Aurora", que introdujo en Hungría las nuevas tendencias románticas, y que renegó de la posición de Kazinczy como maestro.
Cervantes no parece haberlo conocido, y hasta el mismo Fernández de Oviedo renegó tácitamente de él, al escribir en el proemio del libro XVIII de la Historia natural y general de las Indias que "...
En 320, Licinio, emperador de la parte oriental del Imperio, renegó de la libertad de culto promulgada en el Edicto de Milán en 313 e inició una nueva persecución de los cristianos.
Asimismo plantea que Raúl Sendic desconfiaba de la democracia burguesa y no renegó nunca de la metodología guerrillera como instrumento de acumulación de fuerzas en conciencia y organización del pueblo trabajador.
Después de abandonarlo, la condesa regresó a España a la zona nacional, donde renegó públicamente de Portela Valladares, consolidando su imagen de masón traidor a la patria.
Al año siguiente, sin embargo, Guiscardo dejó a Pandulfo, según Amatus de Montecassino debido a que Pandulfo renegó de su promesa de otorgar a Guiscardo un castillo y la mano de su hija.