sambenito


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para sambenito

difamación

Sinónimos para sambenito

Ejemplos ?
Quoted in santo, Diccionario Crítico Etimológico Castellano e Hispánico, volume 5, page 155, Joan Corominas and José A. El sambenito ya fue usado por la inquisición pontificia medieval.
En el Manual de Inquisidores (1378) Nicholas Eymerich lo describe como una túnica formada por dos faldones de tela, uno por delante y otro por detrás en forma de escapulario, sobre la que iban cosidas unas cruces rojas. El sambenito usado por la Inquisición española era una especie de gran escapulario con forma de poncho.
Los reconciliados con la Iglesia católica porque habían reconocido su herejía y se habían arrepentido llevaban un sambenito amarillo con dos cruces rojas de Santiago (según Henry Kamen, eran una o dos cruces diagonales pintadas sobre él) y llamas orientadas hacia abajo, lo que simbolizaba que se habían librado de la hoguera.
Los condenados a muerte (los relajados al brazo secular) llevaban un sambenito negro con llamas y a veces demonios, dragones o serpientes, signos del Infierno, además de una coroza roja.
Los diferentes sambenitos y corozas se pueden apreciar en el siguiente relato de la procesión de la Cruz Blanca que inició el auto de fe celebrado en Madrid en 1680: Muchas veces llevaban escrito el nombre del condenado, como en el caso de los famosos sambenitos de la iglesia de Santo Domingo de Palma de Mallorca, que originaron el asunto de los chuetas (personas marginadas por ser familiares de los condenados). Los reos eran paseados por la ciudad descalzos, vistiendo el sambenito y con un gran cirio en la mano.
En la actualidad se utilizan expresiones como "llevar un sambenito", "te cuelgan un sambenito" o "cargar a alguien un sambenito" con el significado de cargar con una culpa inmerecida o perder la reputación y ser despreciado por algún oprobio.
Los reconciliados estaban obligados a llevar el sambenito siempre durante todo el tiempo que durara la condena como señal de su infamia y sólo podían quitárselo dentro de su casa.
Hay dos planchas dedicadas a la Inquisición en los Caprichos, la 23 y la 24, con personajes vestidos con sambenito y títulos ambiguos: y.
En el auto de fe que se celebró al final del proceso, Lucrecia lucía un sambenito y una cuerda alrededor del cuello, y portaba una vela encendida.
Si el realismo y la ciega fe de los mismos son para los libres ciudadanos de hoy, como ellos dicen y a ello me atengo, ignominioso sambenito, huyan a cien leguas de mis sillares, que tumba son y no otra cosa, de huesos realistas, de leales vasallos y de ciegos creyentes .
Elejido rector de la Universidad un doctor Morales, co- nocido con el apodo de Culebra le dedico el padre Castillo esta chistosa decima: Morales, a la verdad estoy viendo, de hito en hito, que hoy has puesto un sambenito en esta Universidad.
En el pecho de todos se leían sus nombres con grandes letras. De los ochenta y seis reos vivos, iban veintiuno con coroza y sambenito.