Ejemplos ?
Mirando y admirando estaba precisamente la madrileña a tan singular personaje, cuando los republicanos hicieron una descarga sobre él, por considerarlo sin duda más terrible que todos los otros, o suponerlo General, Ministro, o cosa así, y el pobre capitán, o lo que fuera, cayó al suelo, como herido de un rayo y con la faz bañada en sangre; en tanto que los revoltosos huían alegremente, muy satisfechos de su hazaña, y que los soldados echaban a correr detrás de ellos, anhelando vengar al infortunado caudillo.
No, no; no estamos satisfechos y no quedaremos satisfechos hasta que "la justicia ruede como el agua y la rectitud como una poderosa corriente".
Y lloraron también por tantos niños victimados y tantos ancianos degollados y tantas mujeres humilladas. Los de Castilla se limpiaban el sudor y reían satisfechos de su triunfo.
Hicimos frente a las disputas y a las divisiones por nuestro profundo sentido del deber ante las Naciones Unidas, la comunidad mundial, los canadienses que habían confiado en nosotros para que los representáramos aquí y los millones de personas de todo el mundo que viven en la pobreza y la desesperanza a causa del racismo. No estamos satisfechos de esta Conferencia.
Hoy esa situación la vemos remota, nos hemos alejado, digamos, de ese enorme riesgo, aunque estamos viendo una situación sumamente complicada en términos de desempleo, en términos de sufrimiento de la gente, pero ya logramos a través de decisiones muy difíciles aminorar, alejar el riesgo del colapso; ese es un pequeño gran logro, pero por supuesto, no estamos satisfechos, lo que queremos es controlar de manera muy clara la inestabilidad financiera; controlar la inflación, en las manifestaciones agudas que han tenido estos meses, y ver la recuperación económica.
No estamos plenamente satisfechos con el documento final pero lo concebimos como un punto de inicio de un proceso que debe necesariamente tener un seguimiento a través de los órganos principales del sistema universal de promoción y protección de los derechos humanos.
El de Castilla disponía el pago en cinco años, en billetes al portador, con el 6 i or 100 de interés anual, asignando para fondo de amortización la quinta parle de las rentas públicas; y admitiendo, en pago de toda deuda al fisco, la cuarta parte en vales de manumisión. ítem, los amos de uno ó dos esclavos serían satisfechos al contado.
Por buena suerte para los satisfechos, en México hay justicia, que envía amarrados a los niños hambrientos de la capital al presidio del Pacífico, para gastar sin remordimientos algunos millones en divertirse.
Lo llevaron por todos los países y no quedó ningún hombre que no se hubiese visto completamente desfigurado. Pero los diablos no estaban satisfechos.
¡Vivan los franceses de Francisco I y de Napoleón Bonaparte! - ¡Vivan!... -respondieron los invasores, dándose por satisfechos. Y todos apuraron su vaso.
Sus congéneres, los demás pavos, estaban en igual caso, y, sin meterse en más averiguaciones, picaban el grano, devoraban el cocimiento de salvado, glugluteaban satisfechos, hacían la rueda, cortejaban a las pavas y dormían sueños largos, en la tibieza del cobijadero que les abrigaba de noche.
Quienes creyeron en las palabras de HUITZITON tomaron sus palos y dieron la piedra hermosa a los otros que sonreían satisfechos por su triunfo.