separarse


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con separarse: divorciarse
  • all

Sinónimos para separarse

alejarse

Ejemplos ?
En este estado se ocupará exclusivamente en formar la ley de elecciones, y demás necesarias para poner en ejecución esta Constitución, debiendo separarse antes del 1.o de febrero de 1829.
Que el ser miembros del Consejo de la Legion no sea un embarazo para seguir sus respectivos cuerpos adonde quiera que se les destine, ó para separarse de aquel Estado cuando lo ordene este Gobierno.
Gran movimiento de los criados para tomarle el bastón, el sombrero de innumerables reflejos y el gabán de ricas pieles, que, al separarse de sus hombros, dejó al descubierto la pechera de inmaculada nitidez, la gardenia de una solapa, todo el uniforme negro y blanco, discreto y brillante, de un gentleman que viene de comer.
Conservar la estabilidad monetaria, dentro de nuestra tradicional libertad de cambios, expansionando al mismo tiempo la actividad económica, requiere una delicada política financiera que, sin separarse del equilibrio presupuestal y manteniendo un circulante monetario acorde con la producción de bienes y servicios y su intercambio, ensanche el crédito destinado a la producción y reduzca el que va a la especulación.
Párrafo reformado DOF 09-08-2012 Cuando el Presidente solicite licencia para separarse del cargo hasta por sesenta días naturales, una vez autorizada por el Congreso, el Secretario de Gobernación asumirá provisionalmente la titularidad del Poder Ejecutivo.
Artículo 38.- Todo socio tendrá derecho a separarse, cuando en contra de su voto, el nombramiento de algún administrador recayere en persona extraña a la sociedad.
Las acciones de los patrones para despedir a los trabajadores, para disciplinar sus faltas y para efectuar descuentos en sus salarios; y II. Las acciones de los trabajadores para separarse del trabajo.
De acuerdo los dos amigos, llegaron muy contentos y optimistas hasta el sitio donde habrían de separarse: -Que tengas muy buen provecho, hermanito CACOMIZTLE.- dijo uno.
Aludí al principio al nacimiento de una vocación de nacionalidad en 1824 por la inducción de influencias exteriores (actitud del gobierno de Buenos Aires frente a los Orientales “argentinistas” y de Don Pedro I con respecto a los “abrasilerados”) y vuelvo a repetir que veo una prueba ilevantable de su existencia en la decisión concordante de luchar que se apodera de todos, así que vibraron en la Agraciada las notas del clarín que tocó a reunión, concitándolos. ¡Se confunden en ese momento para no separarse más “argentinistas” y “abrasilerados”!
En efecto, todas las nacionalidades consideradas como irredentas -ante sí mismas, o porque realmente lo sean- pugnan ahora por separarse del gobierno central que las domina, para buscar, cuando menos, una autonomía lo más lata posible.
Artículo 20.- De las utilidades netas de toda sociedad, deberá separarse anualmente el cinco por ciento, como mínimo, para formar el fondo de reserva, hasta que importe la quinta parte del capital social.
En cualquier tiempo en que, no obstante esta prohibición, apareciere que no se han hecho las separaciones de las utilidades para formar o reconstituir el fondo de reserva, los administradores responsables quedarán ilimitada y solidariamente obligados a entregar a la sociedad, una cantidad igual a la que hubiere debido separarse.