subida


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para subida

Ejemplos ?
El fragmento onírico que describe cómo la subida se hacía muy trabajosa al principio y fácil, en cambio, al final de la pendiente me recordó, al escuchar el relato de este sueño, la conocida y magistral introducción de la Safo, de Alfonso Daudet.
Tres siglos más tarde, el tratado de Fontainebleau -concluido el 27 de octubre de 1807 por el valido de Carlos IV y favorito de la reina, don Manuel Godoy, Príncipe de la Paz, con Bonaparte, sobre la partición de Portugal y la entrada de los ejércitos franceses en España- produjo una insurrección popular en Madrid contra Godoy, la abdicación de Carlos IV, la subida al trono de su hijo Fernando VII, la entrada del ejército francés en España y la consiguiente guerra de independencia.
Los huérfanos se quedan sin un céntimo.--Astuto sistema de hurto llevado a cabo por un contable; 50.000 dólares se han esfumado.--Los barones del carbón deciden subir el precio del carbón y reducir la producción.-- Los especuladores ingenian un gran acopio de trigo en Chicago.--Una camarilla fuerza la subida del precio del café.-- Enormes expropiaciones de terrenos de consorcios del oeste.--Revelaciones de escandalosa corrupción entre funcionarios de Chicago.
La subida al Vesubio debe hacerse de noche para gozar mejor del efecto del fuego y para admirar desde su elevada cumbre el amanecer, la salida del sol, y a la luz del nuevo día, el magnificentísimo país que señorea.
Ariadna entre tanto Gozaba en su isla Consuelos de Dioses Regalos de Ninfas: Y esposa de un Numen, Al cielo subida, En trono de estrellas Espléndida brilla.
Me dio las gracias y me acompañó hasta la puerta: – Le alumbraré con mi linterna –dijo con su peculiar voz profunda– hasta que haya encontrado el camino de subida.
Baje, pues tiene ocasión, y concluya esta partida; que yo estaré a la subida para darles avisón cuando dé vuelta el mongil, y no lo echará de ver.
Caminé entre las vías (con la desagradable sensación de que un tren venía tras de mí), hasta que encontré el sendero. Era más fácil la subida que el descenso, y llegué a mi posada sin otro contratiempo.
En cuanto a esos enemigos míos que no me quisieron por rey, tráiganlos aquí y mátenlos en mi presencia." 28. Dicho esto, Jesús pasó adelante y emprendió la subida hacia Jerusalén.
Toda su argumentación se redujo a lo siguiente: si la clase obrera obliga a la clase capitalista a pagarle, en forma de salario en dinero, cinco chelines en vez de cuatro, el capitalista le devolverá en forma de mercancías el valor de cuatro chelines en vez del valor de cinco. La clase obrera tendrá que pagar ahora cinco chelines por lo que antes de la subida de salarios le costaba cuatro.
Mandó plantar con mucha fatiga, dicho gobernador, dos piezas de artillería y fabricar una casa dentro de la fortaleza y, después de esto, hizo romper el camino que había, dejando la subida sólo por una escala.
Ahora bien; la subida de los precios o, dicho en términos más generales, las variaciones de los precios de las mercancías, y los precios mismos de éstas, ¿dependen acaso de la simple voluntad del capitalista o, por el contrario, tienen que darse ciertas circunstancias para que prevalezca esa voluntad?