tahúr


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para tahúr

jugador

fullero

Ejemplos ?
Sus novelas de ciencia ficción El gran momento (The Big Time, 1958) y El vagabundo (The Wanderer, 1964) y los cuentos "Hagamos rodar los huesos" ("Gonna Roll the Bones", 1967), sobre un tahúr que juega a los dados con la muerte, y "Nave de sombras" ("Ship of Shadows", 1970) le proporcionaron varios premios Hugo y Nébula.
Y cuando se ven superiores de los tahúres, por tener cautivos sus vestidos y alhajas y su casa está acreditada, usan de la tiranía; sacan cada mano, no dan jarro de agua que no cueste un ojo, significan la costa de los naipes y velas, la ocupación de su casa, persona y criada y sobresalto de la justicia, la inquietud, la descornunidad del comer, que tal vez es el desván por hacerles gusto; tienen parte de juez cuando se desuella algún bueno, al cual dicen: «Vuestra merced se puede consolar con que perdió su dinero con el mejor tahúr del mundo, y que con mayor llaneza juega.
"¡Señor, hoy paternal, ayer cruento, con doble faz de amor y de venganza, a Ti, en un dado de tahúr al viento, va mi oración, blasfemia y alabanza!" Este que insulta a Dios en los altares, no más atento al ceño del Destino, también soñó caminos en los mares y dijo: "Es Dios sobre la mar camino." ¿No es él quien puso a Dios sobre la guerra más allá de la suerte, más allá de la tierra, más allá de la mar y de la muerte?
-Pero, ¿a quién, a no ser a usted, santo varón, se la pega Lasús? ¿Quién no sabía que era un jugador de oficio, un tahúr eterno y sempiterno?
De esta manera, el incauto que corta el mazo a lo largo, según lo acostumbrado, invariablemente proporciona un honor a su adversario, mientras el tahúr cortará a lo ancho sin proporcionar a su víctima ninguna carta de importancia en el juego.
29 ¿Quién esto puede ver, quién puede soportarlo si no un impúdico y un voraz y un tahúr, que Mamurra tenga lo que la Comata Galia tenía antes y la última Bretaña?
gual que el ballestero tahúr de la cantiga, tuviera una saeta el hombre ibero para el Señor que apedreó la espiga y malogró los frutos otoñales, y un "gloria a ti" para el Señor que grana centenos y trigales que el pan bendito le darán mañana.
Cuentan que un hidalgo, con fama de tahúr incorregible, presentó un memorial solicitando se le acudiese con un empleo de hacienda que había vacado, y que el virrey puso de su mano y letra esta providencia: «No debo arriesgarlo a que juegue la hacienda de su Majestad, como ha jugado la propia.
Contra el gesto del persa, que azotaba la mar con su cadena; contra la flecha que el tahúr tiraba al cielo, creo en la palabra buena.
Acabando de jugar cogen el cierto dinero, mira si hay algún estruchón, al cual dice: «Tome uced esos ocho reales que le debo y perdone», y sálese. Queda el valiente diciendo: «Por Cristo que es buen tahúr y hombre de bien aunque pudiera dar alguna presa a los honrados».
Sodomita de Rómulo, ¿estas cosas verás y soportarás? Eres un impúdico y un voraz y un tahúr. ¿Con este nombre, emperador único, estuviste en la última isla de occidente, para que esta vuestra rejodida méntula doscientos mil se comiese o trescientos mil?
En cuanto nuestra razón se retira, el azar avanza, empujado por la presión de los lejanos y colosales depósitos. Pero entra el tahúr, y se sienta a la mesa de juego, entre los fantasmas esclavos.