telúrico

(redireccionado de telúricas)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • adjetivo

Sinónimos para telúrico

terrestre

Sinónimos para telúrico

terráqueo

Ejemplos ?
Perteneció en sus inicios a la generación de poetas bonaerenses (la Generación del 40), liderada por Vicente Barbieri, quienes tornaron la mirada hacia el interior provincial, intentando un acercamiento a las condiciones telúricas y a la tensión de las fronteras.
Tuvo una profundidad de 5 kilómetros, cerca de la ciudad de Los Amates, en el departamento de Izabal, a 160 kilómetros al noreste de la capital Ciudad de Guatemala; en solo unos segundos un tercio de la capital quedó reducido a escombros y miles de edificios colapsaron; el terremoto se sintió también en Belice, El Salvador, Honduras y México, hasta donde se sintieron sus ondas telúricas en la Ciudad de México.
Quienes estudian la religión druídica creen que estas líneas telúricas son vías espirituales que recubren todo el planeta. Creían también que estas energías nacían del tránsito acuífero de los subsuelos o de las grietas de terrenos que entran en fricción, al igual que de los magmas subterráneos del planeta.
De igual modo creían que esas energías cruzaban los cielos y el interior de la tierra, a modo de cauces energéticos que, en ciertos parajes concretos, daban una condición específicamente benéfica a la acción de las corrientes telúricas del subsuelo, y creaban allí un lugar privilegiado, que los druidas marcaban mediante menhires o dolmenes.
Hoy en día, el trazado y las cartografías de estas líneas son usados por diversas corrientes religiosas o de pensamiento como la Nueva Era, la ufología, el esoterismo o el ocultismo., de Acuerdo con Micheal Greer, Sacerdote Druida y místico, La palabra es Nwyvre del Galo antiguo (Nwyfre) (335), con significado, de Energía, Cielo, y Resplandor. Los Druidas creían que esta energía se deslizaba como una serpiente a través del suelo como las corrientes telúricas.
Evangelio: «No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las huellen con sus patas, y volviéndose os despedacen.» la impersonalidad del autor (marcar el aspecto sobrehumano del mensaje) la oposición entre lo esotérico y lo exotérico (distinguir al iniciado del no iniciado, lo oculto de lo manifiesto) lo sutil (admitir planes de realidad invisibles, superiores: aura, cuerpo etérico, influencias astrales, ondas telúricas, ángeles guardianes…) las analogías y correspondencias (hacer resonar todas las partes del universo: macrocosmos y microcosmos.
Los hombres trataron de conquistar el poder, que por razones religiosas (culto a las deidades femeninas, y religiones telúricas), estaba en manos femeninas.
En ella el hombre peruano es víctima de las adversidades telúricas, sociales y políticas – como en la realidad sucede-, pero se enfrenta a ella con decisión, organización y esperanza; no reina el pesimismo, sino la visión futura de una sociedad nueva, capaz de construirse sobre la base de lo mejor de un pasado cultural y con los adelantos de la actual.
De acuerdo con el arquetipo de la Gran Madre, esta suele encontrarse relacionada con los cultos de fertilidad, como en el caso de Mari, quien es la determinante de la fertilidad-fecundidad, la hacedora de lluvia o pedrisco, aquella de cuyas fuerzas telúricas dependen las cosechas, en el espacio y el tiempo, la vida y la muerte, la suerte (gracia) y la desgracia.
El terremoto se sintió también en Belice, El Salvador, Honduras y México, hasta donde se sintieron sus ondas telúricas en la Ciudad de México.
Élisée Reclus, se centrará en las relaciones entre los grupos humanos y el medio natural, en “reconocer el lazo íntimo que reúne la sucesión de los hechos humanos y la acción de las fuerzas telúricas”.
Entre su obras destacan: El llamado efecto-Tierra en la actividad solar, El predominio de las manchas solares al Este del meridiano central y la inclinación de sus ejes hacia el Oeste, “Contribución al estudio de la influencia de la Luna en las corriente Telúricas”...