toma


También se encuentra en: Diccionario.
  • all

Sinónimos para toma

asalto

Sinónimos

Ejemplos ?
La toma de posesión material del bien expropiado tendrá lugar previo pago del total de la indemnización, la que, a falta de acuerdo, será determinada provisionalmente por peritos en la forma que señale la ley.
Antoñuelo el Matraca arrojó una mirada sobre el grupo de hombres de pelo en pecho que presenciaba la subasta en casa del Viruta, y -Camará -dijo con acento un tantico malhumorado-, esto va a ser peor que la toma de los Castíllejos...
-Pos si es asina pelillos a la mar, y pa que tú te enteres te diré que Cristóbal el Mulete estaba en amoríos con la del Romero cuasi dende que andaban a gatas. -¡Toma!
-Pus aquí estoy yo, que la tengo almacená, y no sé lo que jacer con ella; con que asiéntate y toma resuello, que no están jechas mis sillas de jarales, ni güelen mal, ni le mientan la madre a naide que no se lo merezca.
Acoge con beneplácito los avances en la ejecución, a cargo del Gobierno del Afganistán del programa de desarticulación de los grupos armados ilegales y su integración en el programa de paz y reintegración del Afganistán, y pide que se hagan esfuerzos acelerados y armonizados por conseguir mayores avances con el apoyo de la comunidad internacional; 28. Toma nota de los recientes avances en la lucha contra la producción de opio y de la reducción de esa producción...
Carvajal: -Muy bien, conforme. Rendición incondicional en que lo toma preso, ofreciéndole nada más que respetar la vida, digamos.
¿Pa qué voy yo a dir a los toros? -¿Que pa qué vas tú a dir a los toros? Toma, pos a lo que vamos tos: a jecharle un remiendo de color de rosa a la pícara vía.
Más recibió de César Marco Bruto que valía la provincia de Creta; mas hay vanidad en la traición. Quiere más el ladrón poco que toma, que mucho que le den.
Aquella le cocía y comía los ojos y la lengua y el cogote y sesos y la carne que en las quijadas tenía, y dábame todos los huesos roídos, y dábamelos en el plato, diciendo: “Toma, come, triunfa, que para ti es el mundo.
Esto bien se sufre.” Y comienzo a desmigajar el pan sobre unos no muy costosos manteles que allí estaban; y tomo uno y dejo otro, de manera que en cada cual de tres o cuatro desmigaje su poco; después, como quien toma gragea, lo comí, y algo me consolé.
-Pero en fin voy a ver si puéo a probarte más pronto que un tiro que lo que ha jecho el Tobi no ha sío más que trabajar como un peón porque las cosas lleguen a donde él no quería que llegaran, y si no, vamos a ver -¿por qué ha sío el meterle la puñalá que le ha metío a Joseíto el Carambuco? -¡Toma!
Ya sabe usté que pa mí la Rosario es la Consagrá, porque la conozco desde que estaba en peligro de desangrarse por la tripa, y porque es más güena pa mí que el azufre pa el moquillo, y porque es una esgraciaíta que está pasando un día sí y otro no por la ruea de las navajas y buche de agua que se bebe a la vera del Carabina es una puñalá que le meten, y ea beso que le da, un vomitivo que toma.