Ejemplos ?
Debemos comenzar 1995 con unidad, determinación y confianza; unidad para sumar las voluntades de todos; determinación de que ya antes hemos probado que somos más fuertes que cualquier problema; confianza en que sabremos unir el esfuerzo de cada uno para superar esta emergencia económica.
Así como aprendemos la importancia de unir nuestros esfuerzos, mexicanos y norteamericanos, también estamos aprendiendo a convivir sabiéndonos distintos y a aceptar y encauzar nuestras diferencias a través del diálogo, la negociación y la cooperación.
Reiteramos la vigencia de nuestras demandas políticas y económicas y en torno de ellas pretendemos unir a todo el pueblo de México y a sus organizaciones independientes para que, a través de todas las formas de lucha, se genere un movimiento nacional revolucionario en donde tengan cabida todas las formas de organización social que se planteen, con honestidad y patriotismo, el mejoramiento de nuestro México.
Debemos reconocer la razón de quienes están insatisfechos ante las limitaciones de nuestra vida democrática; debemos unir nuestro esfuerzo para avanzar en la edificación de una democracia que permita superar agravios del pasado y fortalecer el ejercicio de los derechos ciudadanos de los mexicanos.
No resulta, sin embargo, muy sencillo unir la escuela a las prácticas sociales donde se encuentra inmersa y embonarlas a la realidad escolar cotidiana; el profesorado requiere mucha perseverancia, conocimiento, experiencia e intuición, además de creatividad.
Durante los 300 años de la dominación española, casos como éste son frecuentísimos y tienen un doble efecto: unir dentro de las ciudades todos los elementos y hacer sentir el sentimiento de Hispanidad.
A ese respecto y ejemplarizando, hago notar que hace mucho menos de cien años, en 1855, la “diligencia” que recorría el camino de esta Capital a Melo venía a unir esos extremos una sola vez mensualmente, según se anuncia en los avisos de la empresa que pueden verse publicados en los diarios de la época.
Pero después de establecidas estas primeras diferenciaciones, para que podamos unir en un rasgo común a las sociedades de campaña, basta con que recordemos la adopción general por ellas de muchas prácticas de procedencia indígena.
Tal la explicación que mejor cuadra a los hechos y por lo que se refiere a síntomas de ese aislamiento que obliga a Saint Hilaire a pensar en la existencia de una antipatía orgánica entre orientales y luso-brasileños y a escribir en 1821 estas palabras que entonces eran proféticas: “ pretender que este país haga parte de las posesiones portuguesas es querer unir elementos contrarios ”.
Es notorio a todos con cuántas veras contribuye el señor a que nos entreguemos así con obras como con palabras, castigando con el mayor rigor a los soldados que desertan de su campo, con nuestro grave prejuicio, pues si no usase de esta severidad, podríamos tener la esperanza de unir un número considerable de soldados para nuestra defensa.
Evidentemente, otros no asistieron porque pensaron que había otros asuntos más importantes que la tentativa de unir a los pueblos del mundo en una lucha resuelta contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia.
Y por supuesto que al niño nada le decía esto de su mundo, sino lo veía como una rutina necesaria para unir las letras, aunque no comprendiera de inmediato lo que leía; aunque algunos chicos y chicas así como sus padres y maestros se sintieran orgullosos de tales avances.