yacente


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con yacente: amortajada, ecuestre
  • all

Sinónimos para yacente

tendido

Sinónimos

Ejemplos ?
Porque les amo, espero. Sobre la tierra espero. (1811) Oh mineral yacente. Oh! fuerza milenaria de la tierra, Brasa encendida ahora, y tea Levantada en los hombros de una idea.
La Tisbe tuya a ti, queridísimo, te nombra; escucha, y tu rostro yacente levanta.” Al nombre de Tisbe sus ojos, ya por la muerte pesados, 145 Píramo irguió, y vista ella los volvió a velar.
Después de que, acabados los banquetes, con el regalo de un generoso baco 765 expandieron sus ánimos, por el cultivo y el hábito de esos lugares pregunta el Abantíada; al que preguntaba en seguida el único; el cual, una vez lo hubo instruido: “Ahora, oh valerosísimo”, dijo, “di, te lo suplico, Perseo, con cuánta virtud y por qué 770 artes arrebataste la cabeza crinada de dragones.” Narra el Agenórida que bajo el helado Atlas yacente hay un lugar...
Obispo á la apertura respetuosa del sarcófago, bajo su dirección y á su presencia, siempre convendría aprovechar alguna ocasión para hacer el dibujo de la tapa del ataud y de la estatua yacente, que están á la vista del público.
Esta es muy importante, pues tiene de relieve la efigie yacente del Arzobispo, y sería preciso no solamente dibujarla, sino mimarla, y aun fotografiarla si fuere, posible.
Sin embargo, a pesar de esa tremenda violentación de su voluntad y su destino histórico, el pueblo de Puerto Rico ha conservado su cultura, su carácter latino, sus sentimientos nacionales, que muestran por sí mismos la implacable vocación de independencia yacente en las masas de la isla latinoamericana.
Quiso, no hay duda, atropellar al atrevido; tuvo, por cierto, la idea de abalanzársele; de darle vuelta rápida por un lado y de herirlo; calculó también la distancia que lo separaba del parejero salvador; se acordó con sentimiento del trabuco yacente, inútil, en el suelo; casi dio un paso adelante, al comparar su ligereza y su fuerza con la pesadez y la relativa debilidad de ese hombre ya casi viejo; pero se quedó inmóvil, como clavado en el suelo, pálido, febriciento, avergonzado de verse tan cobarde que ni se atrevía a mover la mano, siquiera para secarse el sudor de la frente; casi rugió, casi lloró.
Y quienes, en son de airada indignación, acercáronse al yacente besador, al inicuo intruso, oreja en pecho oyeron a la Muerte fatigada y sudorosa sentarse a descansar en el corazón ya helado de aquel hombre.
¡EI blancor de esos días tercamente lluviosos; las estatuas de mármol recién inauguradas; el estertor de la pechuga exangüe; el ruedo que la mar prende a su falda; la capa voladora del beduino y sus tiendas errantes, palomar del Sahara; los caminos ahogados en la arena; al fondo de los árboles, la pared de una casa; las tumbas escondidas en la noche; el cirio iluminando la mortaja; ¡yacente livor del esqueleto que el cincel del gusano cincelara; esas frases inéditas, alargadas de aes, con que los sordomudos desahogan su rabia; las gotas de azahar sobre las bodas, y en la Suprema hora de las ansias, en el instante de aflojar los brazos, aquel blanco en los ojos de la mujer cansada!
No se trata de un modelo o de una canción aislada en una región, no; todas las regiones acentúan sus caracteres poéticos y su fondo de tristeza en esta clase de cantos, desde Asturias y Galicia hasta Andalucía y Murcia, pasando por el azafrán y el modo yacente de Castilla.
El que queda único, a Cíniras tiene ese ángulo, huérfano, y él, los peldaños del templo –de las hijas suyas los miembros– abrazando y en esta roca yacente, llorar parece.
512.- La curaduría de los derechos del ausente expira a su regreso; o por el hecho de hacerse cargo de sus negocios un procurador general debidamente constituido; o a consecuencia de su fallecimiento, o por el decreto que, en el caso de desaparecimiento, conceda la posesión provisional. La curaduría de la herencia yacente cesa por la aceptación de la herencia, o, en el caso del Art.